Home » » Puertoplateños temen que siga la privatización de sus playas

Puertoplateños temen que siga la privatización de sus playas

Publicado por Marcos Santos el 26 mar. 2018 | 8:20 a. m.

Puerto Plata.- En la plataforma de peticiones Change.org hay una que clama para evitar privatizar la playa El Encuentro, ubicada en Cabarete, Puerto Plata. Dicha solicitud, que cuenta con 333 firmas a la fecha, la inició Phillip Lehman preocupado porque “unos desarrolladores planean restringir o prohibir el acceso completamente público y privatizar toda la playa a lo largo de Camino Viejo”.

La playa se distingue en la zona por un oleaje que la coloca entre las mejores del mundo para el surf durante todo el año.

En Cofresí, también en Puerto Plata, los residentes viven con temor a que la empresa hotelera Grupo Lifestyle expanda su propiedad y cierre el acceso público a la playa.

Ya en el pasado, la comunidad se opuso al levantamiento de una pared y luego a un muro de rocas que pretendía levantar la empresa, pero persiste el temor “a que las obras se realicen en cualquier momento”, expresa Christopher Coates, presidente de la Junta de Vecinos de Cofresí.

En Cabarete, donde la cadena Lifestyle levanta una edificación frente a la playa, temen que se obstruya el paso por el Camino Viejo. “Es el único con la suficiente amplitud para que pueda salir un vehículo grande desde la playa. Imagínese si hay que sacar a alguien en ambulancia”, explica Peter Orr, dueño de un hotel próximo al lugar.

Los temores se dan en una provincia que ha visto afectar gran parte de sus playas por la actividad turística. Se trata del segundo polo turístico del país, categoría que adquirió en 1972 mediante el Decreto 2125. La provincia cuenta con 44.2 kilómetros de costa y 26.0 kilómetros de playas, así como con 11.7 de los 225 kilómetros cuadrados de mangle que se estimaban en el país para 2007. Ese año, un informe del Banco Mundial planteaba que el desarrollo acelerado de la industria turística, sobre todo en los años 80 y 90, “ha causado impactos ambientales sobre los ecosistemas circundantes a los polos turísticos, que los han afectado en su calidad, y por ende, en sus precios”.

El informe, que era parte de una propuesta de financiamiento al Gobierno dominicano para el “Proyecto de Agua Potable y Saneamiento en Centros Turísticos” implementado en Puerto Plata, cita casos específicos, como el de playa Sosúa, cuyo borde de bosque húmedo subtropical “se ha visto altamente intervenido por la gran cantidad de actividad humana, negocios y servicios que se ofrecen a los visitantes de este importante destino turístico de la región”.

También habla del mal estado de los arrecifes de coral (muertos y cimentados) en Playa Dorada y de cómo la pradera de hierbas marinas había sido retirada para la construcción de complejos hoteleros.

En 2008, un diagnóstico sobre los arrecifes coralinos entre Punta Cafemba y Cofresí, concluyó que la cobertura de algas y sedimentos alcanzaba el 95% en esa franja que tenía poco desarrollo de arrecifes coralinos y muy baja riqueza de fauna.

“La carencia de desarrollo arrecifal en la región tiene su base en causas naturales y antrópicas. Por una parte la región ha recibido históricamente el aporte terrígeno de varios arroyos. Al Oeste de Punta La Martineta desembocaba el Arroyo Los Camarones, posiblemente desviado por las obras del Ocean World; en la propia Playa de Cofresí –donde históricamente había un manglar- desemboca el Arroyo Maggiolo, actualmente incorporado al diseño del Hotel Sun Village; y en Playa Grande desemboca el Arroyo Don Vicente. Al aporte terrígeno de dichos cursos de agua debe haberse sumado el procedente de la transformación de la zona costera”, dice el informe preliminar del diagnóstico.

El turismo es la principal actividad económica de Puerto Plata, provincia que tiene una población de 312,706 habitantes (al Censo del 2010) y recibe 1.1 millón de visitantes al año. En 2017 recibió 480,000 visitantes vía aérea y 650,000 en cruceros, según Julio Almonte, director provincial de Turismo.

Acciones que amenazan el libre acceso a las playas y las respuestas de las comunidades

¿Violaciones consentidas en Cofresí?
El Grupo Lifestyle reconstruyó un restaurante en cuyos muros mueren las olas de la playa Cofresí, pese a que la Ley ambiental 64-00 y la 305 prohíben construir dentro de los 60 metros de pleamar. La cadena asegura que sus obras cuentan con todos los permisos correspondientes y que el restaurante se hizo en el mismo espacio en que operó por décadas. El director de Planeamiento Urbano del cabildo de Puerto Plata, justifica que dio el permiso porque era una infraestructura que ya existía, y dice que no es responsabilidad del cabildo si está o no dentro de los 60 metros de pleamar.

En Cofresí, la junta de vecinos teme que la empresa hotelera, que ya intentó construir una pared que obstaculizaba la visión a la playa, les cierre el acceso público si ejecuta sus planes de hacer una ruta desde su propiedad hasta el complejo de Ocean World, único espacio libre frente a la costa en toda esa franja del océano Atlántico.


Hotel en Cabarete
En 2016, Lifestyle Holidays Vacation Resort anunció que operaría un lujoso hotel 5 estrellas en Cabarete, fruto de una alianza comercial con el grupo canadiense Wynn Group Companies. El “Presidential Suites Cabarete” se construye cerca a la playa y al lado del denominado Camino Viejo. A Peter Orr, igual que Michael Gay Crossier, activista ambiental de la zona, les preocupa que se cierre ese acceso.

Orr recuerda que ya en una ocasión Medio Ambiente advirtió que no se puede cerrar la calle.

A Crossier le preocupa la cercanía de la construcción a la playa, en una zona donde el respeto a los 60 metros de pleamar es solo utopía, pues, en gran parte de la franja costera las olas interactúan con los muros y verjas perimetrales que han ido sustituyendo las dunas.


Encuentro libre
El pasado 12 de febrero Santos Medina Gómez, profesor en una de siete escuelas de surf que operan en playa El Encuentro, de fue desalojado por hombres armados que destruyeron las escuelas. La Asociación de Propietarios e Instructores de Escuela de Surf de Playa El Encuentro (Apiespe) denunció ante la Fiscalía de Puerto Plata que el desalojo se hizo sin autoridad competente. Acusan del hecho a Inversiones Calpe y Mesa Investment Limited, a cuyo favor el abogado del Estado autorizó “intimar al señor Julio César Monegro o Arismendy”, a quién señalan como la persona que ocupa ilegalmente el terreno donde están las escuelas. Apiespe asegura que el espacio de ocupan está dentro de la franja de los 30 metros de la playa y que pagan tasas municipales por su uso. Phillip Lehman, usuario de la playa que inició la petición en Change.org le preocupa que ocurra lo mismo que pasó en Hideaway, donde se bloqueó la entrada con la construcción de un hotel.

Fuente: Tania Molina
Share this post :

Publicar un comentario

 
¿Quienes Somos? | Contacto
Copyright © 2008-2018. Calle56.com - Derechos Reservados
Desarrollado por Josué Canals