Vuelvo con el caso de los hermanos Morillo

Por Marcos Santos.- El pasado 15 de marzo, publicamos un artículo titulado ¨La pifia del presidente del Colegio de Abogados de la Provincia Duarte¨, en el cual señalamos a nuestro juicio, la actitud parcializada del presidente del referido gremio a favor de varios imputados de supuestamente estafar a los hermanos Héctor y Juan Morillo con una suma superior a los 11 millones de pesos.

Muy recientemente el Colegio de Abogados de la Provincia Duarte, publicó en su cuenta de Facebook, una actividad relacionada con una promoción de profesionales del Derecho de la especialidad de Habilitación Docente, y a nosotros de manera particular, se nos etiquetó dicha publicación.

De manera, que había un gran interés de sus directivos, de que nosotros conociéramos las realizaciones que hace el gremio.

Incluso, una abogada nos envió un mensaje directo a través de la citada red social, que dice textualmente ¨un colegio de abogados que trabaja¨.

Hasta prueba en contrario, nunca hemos acusado a la directiva actual del Colegio de Abogados de la Provincia Duarte, de que no trabaja en beneficio de sus miembros.

Hasta prueba en contrario, nunca hemos acusado a la directiva actual del Colegio de Abogados de la Provincia Duarte, de vagos, ni de nada parecido.

Lo que nosotros planteamos de manera responsable en nuestro artículo del pasado 15 de marzo, es que el presidente de esa entidad, actuó de manera parcializada en el caso de la supuesta estafa en contra de los hermanos Morillo, emitiendo declaraciones a los medios de comunicación, cuando el proceso apenas comienza.

El señor presidente del gremio, habló de atropellos en contra de los imputados, pero nunca lo escuchamos decir que le iba a dar seguimiento al caso para determinar o no, si los imputados tienen responsabilidad penal en dicho caso.

¨La simpleza¨ o el ¨simple delito financiero¨, cometido en contra de los Hermanos Morillo, es simplemente eso, una ¨simpleza¨, para el presidente de esa institución.

A dos hermanos lo estafan con más de  millones de pesos, según la acusación, cuando estos se disponían a comprar unos terrenos ubicados en  La Vega y en Jarabacoa, y eso es una ¨simpleza¨.

A los que dicen que eso fue un atropello cometido por las autoridades del Ministerio Publico en contra de esos ciudadanos, imputados hoy por una supuesta estafa de más de 11 millones de pesos en contra de los hermanos Morillo, que investiguen los ofrecimientos hecho por esas personas, repito hoy imputadas no así culpables, porque eso lo determina un Juez después de haber agotado todo un proceso, que ellos le están haciendo a las dos personas que pagaron un dinero por varias propiedades, y que hoy día no tienen ni las propiedades ni el dinero.

Los hermanos Morillo hicieron entrega de un dinero a cambio de una propiedad, y se supone que no fue a fantasmas que le entregaron esa suma de dinero.

Esto es simple, o le hacen entrega de las propiedades debidamente saneadas o le devuelven el dinero.

Así de simple o de sencillo.

Cuando finalice el referido proceso hablamos………………..

Pero eso sí, la sociedad estará vigilante del desenlace de esta historia………….

Fuente: El autor es director de CALLE56.COM y conductor del programa ¨Con Marcos Santos¨que se difunde de lunes a viernes de 9 a 10 de la noche por el canal 8 de Telenord
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario