Alquileres en NYC suben estrepitosamente; culpan a Airbnb

Nueva York.- Las autoridades de la ciudad de Nueva York culpan en parte del alza de las rentas a la explosión de los alquileres a través de Airbnb.

El informe del Controlador de la ciudad, Scott Stringer, acusa a Airbnb de haber costado a los inquilinos $ 616 millones en renta adicional solo en 2016, y de sobrecargar desproporcionadamente a los vecindarios con mayores concentraciones de alquileres bajo la compañía.

“Durante años, los neoyorquinos han sentido la carga de las rentas que no van a ninguna parte sino al alza, y Airbnb es una de las razones”, afirmó Stringer en un comunicado.

De acuerdo con la Contraloría, eso se debe a que la aparición de listados de Airbnb impide el arrendamiento de unidades asequibles a los inquilinos.

“Desde Bushwick hasta Chinatown y en tantos vecindarios intermedios, los apartamentos asequibles que deberían estar disponibles para alquilar nunca llegan al mercado, porque están obteniendo ganancias para Airbnb”, agregó Stringer.

Los alquileres de Nueva York aumentaron en aproximadamente un 25 por ciento entre 2009 y 2016, los años contemplados en el estudio. No toda la responsabilidad es de Airbnb, pero el informe encontró que “a medida que la proporción de unidades que figuran en Airbnb aumenta un punto porcentual, las tarifas de alquiler en el vecindario aumentan un 1,58 por ciento”.

En otras palabras, después de excluir los factores externos, el estudio encontró que Airbnb contribuyó con alrededor del 9,2 por ciento a los aumentos generales del alquiler.

Los barrios de Manhattan y Midtown en Manhattan y Greenpoint y Williamsburg en Brooklyn se contaban entre los más afectados, con un alza de los alquileres en Greenpoint y Williamsburg de hasta un 18.6 por ciento o $ 659 por mes.

Los alquileres de Airbnb representaron poco más del 4 por ciento del total de unidades residenciales en esas áreas.

“Airbnb ha crecido exponencialmente a expensas de los neoyorquinos que enfrentan el aumento de las rentas y el riesgo de ser expulsados ​​de las comunidades que ayudaron a construir. Si vamos a preservar el carácter de nuestros vecindarios y expandir nuestra clase media, tenemos que poner las personas antes de las ganancias. Es así de simple”, dijo Stringer.

Pero Airbnb reaccionó argumentando que la mayoría de los anfitriones comparten sus hogares, en lugar de eliminar las viviendas permanentes del mercado, y que las crecientes tarifas de alquiler no pueden atribuirse los alquileres a través de la compañía cuando los precios han estado subiendo durante décadas.

Además, Airbnb discrepó de la metodología usada en el informe de Stringer y presentó una solicitud bajo la Ley de Libertad de Información ante la oficina de la Contraloría de la ciudad de Nueva York para adquirir detalles sobre el desarrollo del informe.

Fuente: USahora.com
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario