Violentas protestas en PR en el Día del Trabajador

San Juan.- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, justificó ayer la intervención de la Policía en los incidentes de la manifestación por el Día del Trabajo en el centro financiero de San Juan y alertó de que la violencia perjudica la imagen de la isla y la llegada de potenciales turistas.

“No hubo cese de violencia. No se puede negociar mientras caen proyectiles”, dijo Rosselló en conferencia de prensa para defender la acción policial en San Juan el Primero de Mayo, que se saldó, de forma provisional, con 15 agentes de la fuerzas del orden heridos y cerca de 10 detenidos.

Rosselló mostró durante la conferencia de prensa, en reiteradas ocasiones, una piedra de grandes dimensiones, que como subrayó fue utilizada para arrojarla contra la Policía y edificios de la Milla de Oro, como se conoce el distrito financiero, donde confluyeron ayer varias manifestaciones que protestaban contra la entidad de control al Gobierno y el mismo Ejecutivo.

Miles de personas protestaron en las calles de Puerto Rico, con motivo del Primero de Mayo, contra los recortes en las pensiones, en los beneficios laborales y el cierre de escuelas, en una jornada que terminó con enfrentamientos entre manifestantes y la Policía.

El incidente se produjo a primera hora de la tarde en la céntrica Avenida Ponce de León, donde unos 400 manifestantes, muchos portando escudos de madera y con las caras tapadas, comenzaron a lanzar objetos a los agentes de Policía, que respondieron a la agresión con una carga de pocos minutos que terminó con la disolución de los concentrados hacia el área de la Universidad de Puerto Rico.

“No permitiremos que una minoría termine con la ilusión de convertir un nuevo Puerto Rico”, resaltó Rosselló. “Se utilizaron martillos para agredir a la Policía”, dijo el jefe del Ejecutivo, tras matizar que el Gobierno dará la cara, lo que aseguró “no han hecho algunos manifestantes que llevaban el rostro tapado”.

Rosselló destacó además que incidentes de violencia como el ocurrido ayer no benefician en nada a Puerto Rico, sino que todo lo contrario contribuyen a que los turistas se lo piensen dos veces antes de viajar a la isla caribeña.

“Claro que impacta al turismo si alguien ve que le pueden tirar esto”, destacó Rosselló mientras mostraba la piedra de grandes dimensiones, la cual, dijo, “puede matar a una persona”. “No vamos a permitir que un grupúsculo limite el desarrollo del turismo”, concluyó. Los incidentes empañaron una jornada de protesta convocada por un nutrido grupo de sindicatos, asociaciones y maestros contra los recortes que promueven la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), que es la entidad federal del control al Ejecutivo, y el Gobierno liderado por Ricardo Rosselló.

Los manifestantes rechazaban las medidas que quiere imponer la JSF al Ejecutivo de Ricardo Rosselló, lo que incluye la reducción de al menos un 10 % en las pensiones de los funcionarios y la eliminación de la paga navideña a los empleados públicos.

(+)
SEGURO MÉDICO A LA BAJA Y ALZA DE MATRÍCULAS

Otras medidas que la JSF quiere que se apliquen a la población para contar con unas cuentas públicas equilibradas incluyen establecer un seguro médico a la baja para todos los empleados públicos y el alza de las matrículas en la Universidad pública.

Aunque la mayoría de estas medidas las rechaza el Gobierno y ha anunciado que nos la aplicará, lo que puede llegar a los tribunales, los manifestantes también protestan contra algunas medidas del Gobierno, como el cierre de cerca de 300 escuelas públicas.

Fuente: EFE
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario