Cientos acuden a velatorio joven dominicano asesinado en El Bronx

Nueva York.- El luto y el dolor envolvieron las calles de Mott Haven durante el primer día de velatorio del adolescente dominicano Lesandro Guzmán Feliz, de 15 años, asesinado frente a una bodega del sector Belmont.

Una inmensa fila de residentes, familiares y amigos dobló cuadras en el entorno de la funeraria Ortiz, a la vez que un altar rindió tributo a “Junior” frente a la bodega donde fue asesinado.

Guzmán Feliz, quien soñaba con algún día formar parte del Departamento de Policía de Nueva York, fue apuñalado en el cuello el miércoles a las 11:40 de la noche frente a una bodega situada en 526 East de la calle 183, en el sector Belmont.

El menor vivía justo al final de la cuadra en donde se ubica dicho establecimiento.

El adolescente, conocido por sus amigos como Junior, formó parte del programa Law Enforcement Explorers del NYPD, que brinda a los jóvenes de toda la ciudad la oportunidad de acercarse al ejercicio de campo de la uniformada, confirmó la policía.

“Él soñaba con ser un policía desde chiquito”, dijo Lesandro Guzmán, padre del menor. “Era un niño alegre (…) era mi hijo y mi mejor amigo, teníamos mucha confidencia”.

Leandra Feliz, madre de Junior, lo describió como “un niño dulce, inocente, cariñoso, adorable, suave, sencillo”.

El presidente de El Bronx, Rubén Díaz Jr., describió a los atacantes como “monstruos” y “animales” que deben pagar por el horrendo crimen.

Los testigos dijeron que los cinco hombres lo sacaron por la fuerza de la bodega, lo golpearan y lo apuñalaron.

Según familiares de Lesandro, los miembros de la pandilla detrás del horrendo asesinato han pedido perdón y habría admitido que atacaron al menor por error.

La madre de Lesandro dijo el viernes a Telemundo 47 que su hijo había sido confundido con otra persona y defendió su inocencia.

Un familiar de Lesandro reveló que recibió varios mensajes de texto, en el que presuntamente la pandilla admitió “Tener a la persona equivocada”.

Los mensajes habrían sido enviados a la hermana de la víctima inocente, quien lo describió como un “jovencito de casa”.

Según Leandra Feliz, la madre de Lesandro, el asesinato a punta de cuchillo y machete estaría relacionado con un video sexual que circula en redes sociales. En la grabación se observa a un adolescente cantando rap, a la vez que otro tiene relaciones sexuales con una joven con el rostro cubierto con una camisa.

La familia cree que los mensajes de texto presuntamente enviados por la pandilla no identificada buscan limpiar el nombre del jovencito.

Fuente: Agencias
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario