El PRD en San Francisco de Macorís

Por Marcos Santos.- En las últimas semanas importantes dirigentes del otrora poderoso Partido Revolucionario Dominicano, PRD, se han visto envuelto en escándalos, que no solo debe llamar a la reflexión a la dirigencia y militancia de esa organización política, si no, a toda la clase política en sentido general.

El presidente del PRD en la provincia Duarte y actual vicepresidente del Concejo de Regidores del Ayuntamiento de San Francisco de Macorís, Erick Then, y el secretario general y ex diputado Manny González, son protagonistas de situaciones bochornosas, y aunque ahora solo existen acusaciones y las mismas no han terminado, estos casos deben tener consecuencias, no solo en ese partido, si no, en los demás, cuyos miembros son también señalados como presuntos violadores de la Ley.

En el Partido de la Liberación Dominicana, PLD, se han levantado voces pidiendo la destitución de Víctor Díaz Rúa y Félix Bautista, ambos acusados de corrupción, para que estos sean destituidos o suspendidos de los cargos de secretario de finanzas, y de organización que ocupan respectivamente estos señores a lo interno de ese partido.

Sin embargo, en el caso de Erick Then y Manny González, no se habla de sancionar a esos dirigentes por su vinculación a esos escándalos.

Incluso, nadie en el PRD  se ha manifestado públicamente sobre estos casos.

Estamos hablando de los dos principales dirigentes que tiene el PRD en San Francisco de Macorís y en la Provincia Duarte, y nadie en ese partido dice absolutamente nada.

Aunque existe el principio de la Presunción de Inocencia, no menos cierto es, que la dirigencia y la militancia de ese partido debe levantar su voz, para exigir un comportamiento más ético y más moral de sus representantes ante la sociedad.

El silencio del PRD en San Francisco de Macorís, le quita fuerza moral para exigir castigo a los violadores de la Ley.

Es lamentable que las cosas se manejen de esa manera, cuando se trata de adecentar la actividad política.

Las consecuencias sobre estos casos, ya que hasta ahora no las hay a lo interno del PRD, debe ser un rotundo rechazo por parte de las fuerzas vivas del pueblo para aquellos dirigentes políticos que muestran un accionar reñido contra la convivencia decente.

Si esos dirigentes son los que están llamados a realizar trabajos para la recuperación del PRD, solo nos que decir, ¡pobre PRD!

Fuente: El autor es director de CALLE56.COM y conductor del programa ¨Con Marcos Santos¨que se difunde de lunes a viernes de 9 a 10 de la noche por el canal 8 de Telenord
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario