Los Lakers tras LeBron James, Paul George y Kawhi Leonard

Los Ángeles.- ¿Pueden Los Angeles Lakers armar un nuevo gran trio conformado por LeBron James, Paul George y Kawhi Leonard este verano?

Esa es la clase de escenario repleto de estrellas que han soñado los aficionados de los Lakers desde la última vez que clasificaron a los playoffs hace cinco años y el cual ha sido temido por el resto de la NBA. Si bien hay remotas posibilidades de concretarlo, una sociedad de este tipo es posible si los jugadores involucrados realmente lo desean.

Veamos las posibilidades y los retos inherentes.

Cómo los Lakers podrían armar el aspecto financiero

Una firma de George y James, ambos agentes libres sin restricciones si declinan ejercer sus opciones a potestad del jugador para la campaña 2018-19, por parte de los Lakers es fácil de conseguir. Pueden crear suficiente espacio dentro del tope salarial, simplemente, rescindiendo al alero Luol Deng y “estirando” su contrato para luego renunciar a los derechos sobre sus agentes libres.

Sumar a Leonard en esta combinación complica el aspecto matemático, siquiera antes de tomar en cuenta el hecho de que éste aún se encuentra contractualmente protegido con los San Antonio Spurs, quienes deberán entonces acordar un canje (lo cual revisaremos en detalle posteriormente).

Si bien Leonard está ganando sustancialmente menos que el actual salario máximo de $20.1 millones para la temporada 2018-19, combinando su salario con los máximos de LeBron (estimado en $35.4 millones) y George (estimado en $30.3 millones, porque a éste aún le faltan dos años para completar la experiencia necesaria para alcanzar el nivel salarial máximo para jugadores con más de 10 años en la liga) coloca a los Lakers en una nómina por encima de $85 millones en salarios sin considerar a otros jugadores o el monto remanente del salario “estirado” de Deng.

Esas cuentas estrechas podrían hacer prácticamente imperativo que los Lakers envíen a Deng a San Antonio en una operación que involucre a Leonard antes de firmar a George y James. ¿Cómo podría ocurrir?

Kawhi debe pedir un cambio con los Lakers

El hacer las cosas en el momento oportuno es el mayor reto que tendría los Lakers si intenta armar este gran trío durante el verano. Cualquier operación que hagan para hacerse de un veterano altamente remunerado como es el caso de Leonard necesita ser concretada antes de que éstos firmen cualquier agente libre, porque de lo contrario ya habrán dejado ir a Deng y no podrán incluirlo como pieza de cambio.

Tal como lo informó Adrian Wojnarowski de ESPN el miércoles pasado, los Spurs y Leonard planean reunise más temprano que tarde para así discutir su futuro en San Antonio y una posible extensión súper-máxima de veterano con un valor estimado por $219 millones. Si esa oferta no se produce, o Leonard desea partir, tendrá que informar a los Spurs rápidamente de que deben canjearlo y, en este escenario, que está dispuesto a firmar nuevamente con los Lakers, limitando así su valor para otros equipos.

Presumiblemente, un paquete de jugadores de los Lakers sería armado alrededor de sus dos últimos reclutados en el número 2 del draft, a saber, Lonzo Ball o Brandon Ingram. Las posibilidades realistas de que ocurra una operación con Leonard dependen en gran medida de cómo San Antonio valore a estos dos prospectos en desarrollo. Desde el punto de vista financiero, incluir a Ball le da a los Lakers algo más de flexibilidad porque éste representa $7.5 millones contra el tope salarial para la próxima campaña, comparado con los $5.8 millones de Ingram.

Despachar sólo a Ball o Ingram probablemente no hará que los Spurs pacten con los Lakers. Partiendo del hecho que Deng debe ser incluido en esta versión de canje, los Lakers requerirán de mayor valor. Eso podría significar el desprenderse del All-Rookie en primer equipo Kyle Kuzma, cuya capacidad para crear cestas es menos valiosa en un equipo con tres súper estrellas en su haber.

Digamos que los Spurs estén dispuestos a aceptar a Ball, Deng y Kuzma a cambio de Leonard, pasando así a un roster más joven armado alrededor de los dos jugadores en su segundo año en la liga, junto al base Dejounte Murray. Tal como lo mencioné en nuestra lista de posibilidades de cambios con Leonard, ambos equipos podrían ejecutar este canje al incluir al Orlando Magic (u otro equipo con espacio dentro del tope salarial o una excepción para hacer canjes con suficiente tamaño) para así asumir el salario de Joffrey para así igualar salarios.

¿Quiénes harían equipo con los Lakers junto al gran trío?

Asumiendo que el tope salarial quede en su proyección de $101 millones y James y George firman por salarios máximos, completar el canje por Leonard aquí descrito dejaría a los Lakers con apenas seis jugadores bajo control contractual: su nuevo gran trío, Ingram, el puesto 3 y alero Josh Hart y el seleccionado en primera ronda del draft en puesto originalmente perteneciente a los Cleveland Cavaliers (No. 25). Los Lakers también cuentan con el puesto de selección general número 47, de la segunda ronda.

No hace falta decir, entonces, que los Lakers tendrán mucho trabajo por hacer para completar su roster y sólo dispondrían del espacio que aporta la excepción de nivel medio (proyectada en $4.4 millones) a ofrecer a los agentes libres para superar el sueldo mínimo de veteranos. La buena noticia es que contar con estas súper estrellas daría a Los Ángeles increíble flexibilidad.

Me imagino a los Lakers con Ingram como base titular (rol que éste cumplió en varias ocasiones en la pasada zafra mientras que Ball se recuperaba de su lesión) y compartiendo responsabilidades de armado de jugadas con los recién llegados. Esto nos daría una alineación con Leonard, de 6 pies, 7 pulgadas de estatura, como su jugador de menor tamaño, ofreciendo una flexibilidad importante a la defensiva y la capacidad de hacer cambios defensivos contra cualquier cortina. Si bien los cuatro jugadores quizás podrían ser considerados como aleros en un vacío, todos cuentan con la capacidad de defender cualquier posición entre los puestos 1 y 4.

Los Lakers querrían contar con un pívot capaz de funcionar con una defensiva con cambios, lo cual podría hacer que busquen hacerse con Nerlens Noel con el espacio de nivel medio que tendrían disponible. Noel, cliente de la agencia manejada por el socio de LeBron Rich Paul (Klutch Sports Group), quizás no reciba ofertas mayores a $4.4 millones durante este verano y los Lakers han mostrado interés en el pasado. Wojnarowski informó el invierno pasado que sostuvieron discusiones preliminares con los Dallas Mavericks para cambiar a Julius Randle (cuyos derechos deben ser rescindidos por los Lakers para liberar espacio dentro del tope salarial) por Noel.

A fin de llenar su banca, los Lakers deberán depender de veteranos con contratos a precio de ganga para jugar en Los Ángeles para así tener oportunidades de jugar con un contendor. Este es el verano para hacerlo, ya que el resto de la liga cuenta con espacio limitado dentro del tope salarial. Los Lakers también se beneficiarían de la capacidad que tendrían para contar con al menos un All-Star en la cancha en todo momento, con un esquema similar al de los Warriors tras la llegada de Kevin Durant.

Para que esta hipótesis se convierta en realidad, todo depende de los jugadores involucrados y de los Spurs. George y James serán libres para firmar donde deseen y Leonard quizás preferiría esperar a ver las posibilidades de que se le ofrezca un pacto súper-máximo en San Antonio en vez de regresar al Sur de California. E incluso, si Leonard decide partir e intenta forzar para así estar en Los Ángeles, los Spurs siempre podrán jugar sus cartas para tratar de mantenerle o despacharlo a otro equipo dispuesto a hacer una apuesta por una firma de Leonard, tal como lo hizo el Oklahoma City Thundercuando negoció hace un año a Paul George.

Con todo lo anterior en mente, existe un camino realista si los Lakers desean crear un trío de grandes este verano.

Fuente: ESPN
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario