VENEZUELA: Fuerzas de seguridad sospechosas asesinar manifestantes

Caracas.- Las fuerzas de seguridad de Venezuela perpetraron ejecuciones extrajudiciales durante las supuestas operaciones de lucha contra el crimen entre 2015 y 2017, según un reporte de las Naciones Unidas revelado este viernes en Ginebra.

El reporte señala que durante la Operación para la Liberación del Pueblo (OLP), cuyo propósito era llevar a cabo operaciones contra la lucha del crimen, la Fiscalía de Venezuela registró el asesinato de 505 personas por parte de las fuerzas de seguridad, pero aunque investigó no ha responsabilizado a los responsables. Según la ONU, la impunidad sigue estando presente en un contexto “sombrío para los derechos humanos”.

“El hecho de no haber responsabilizado a las fuerzas de seguridad por las violaciones tan graves de derechos humanos que se han perpetrado sugiere que el Estado de Derecho está prácticamente ausente en Venezuela”, dijo Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humano en un comunicado del 22 de junio.

En esos hechos hubo un patrón, según el reporte: “Redadas en barrios pobres llevadas a cabo para arrestar a ‘delincuentes’ sin una orden judicial; el asesinato de hombres jóvenes que encajan en el perfil, en algunos casos en sus hogares; y finalmente las fuerzas de seguridad manipulando la escena para que los asesinatos parecieran haber ocurrido en un intercambio de disparos”, dice la ONU.

“Un conjunto de elementos aparece indicar más bien que las OLP constituyeron un instrumento para que el Gobierno mostrara supuestos resultados con respecto a la reducción de la delincuencia”, dice el reporte de la ONU.

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro ha defendido las OLP como un mecanismo para liberar al pueblo, no para reprimirlo.

“Las Operaciones de Liberación del Pueblo han sido concebidas en su nacimiento para hacer operaciones de inteligencia, de captura y de aplicación de la justicia constitucional y justa de los criminales más peligrosos que vienen con métodos paramilitarizados a torturar al pueblo”, dijo Maduro en enero de 2017 al anunciar la sustitución de las OLP por la Operación Humanista del Pueblo. “Es de liberación porque liberamos al pueblo de esa amenaza”.

Para la ONU, las Operaciones Humanitarias del Pueblo son “mucho menos transparentes y más difíciles de rastrear”.

“La impunidad también parece ser generalizada en beneficio de las fuerzas de seguridad presuntamente responsables de la muerte de al menos 46 personas durante las protestas de 2017”, dice el reporte.

Pero aunque la Fiscalía estaba investigando a 357 agentes de seguridad en relación con los homicidios, no ha investigado adecuadamente estos crímenes, y hasta el momento no ha publicado información pública.

Sigue la impunidad

Según el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, el Estado no tiene “ni la capacidad ni la voluntad” de enjuiciar a los responsables de estos crímenes, “existen sólidas razones para considerar una mayor implicación de la Corte Penal Internacional en esta materia”, dijo Al Hussein.

“Las autoridades estatales han fallado en investigar puntual y efectivamente el ejercicio del uso de la violencia y los asesinatos de manifestantes por las fuerzas de seguridad”, dice el reporte de la ONU.

La Corte Penal Internacional anunció en febrero de este año que examinará preliminarmente a Venezuela para evaluar presuntos crímenes cometidos por parte de las fuerzas de seguridad del Estado “en el marco de manifestaciones y la inestabilidad política“.

“En particular, se ha alegado que fuerzas de seguridad del Estado con frecuencia utilizaron fuerza excesiva para dispersar y reprimir manifestaciones, y que han detenido y encarcelado a miles de miembros de la oposición, reales o aparentes, algunos de los cuales habrían sido presuntamente sometidos a graves abusos y maltrato durante su detención”, dijo la fiscal de la Corte Penal Internacional Fatou Bensouda al anunciar la apertura del examen preliminar contra Venezuela.

La organización también alertó sobre casos documentados de “tratos crueles, inhumanos y degradantes desde 2014”, que para la organización podrían llegar a constituir tortura.

“Los resultados del informe indican que se sigue aplicando una política de represión contra quienes disienten del Gobierno”, señala la ONU en su reporte.

Esta no es la primera vez que la ONU alerta por violaciones sistemáticas de derechos humanos en Venezuela. En agosto de 2017 un grupo de investigadores de esta organización determinó que hay un “panorama sistemático y amplio de uso excesivo de la fuerza y detenciones arbitrarias contra manifestantes en ese país.

Además detalló otra serie de violaciones a los derechos humanos como allanamientos violentos, tortura y malos tratos a los detenidos en conexión con las manifestaciones.

Fuente: Agencias
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario