Cuatro campeones y cuatro aspirantes animan cuartos

Moscú.- Cuatro campeones del mundo y cuatro aspirantes a serlo animarán los cuartos de final del Mundial de Rusia. Una postal perfecta que retrata la paridad que ha marcado al torneo.

Después de la salida del último campeón Alemania en primera ronda, Argentina y España no sobrevivieron a los octavos de final. Tampoco el Portugal de Cristiano Ronaldo, último monarca de Europa.

Brasil, pentacampeón mundial, emergió de ésta instancia como firme candidato tras vencer 2-0 a México, la tercera victoria con secutiva de los dirigidos por Tite sin recibir goles en el certamen desde el empate 1- 1 ante Suiza en el debut.

Las estadísticas también muestras que es el equipo al que menos se le pateó al arco con cinco intentos.

El equilibrio y la firmeza defensiva son dos rasgos centrales de este Brasil, que no por ello traiciona su genética creativa, encarnada en Neymar, Willian y Philippe Coutinho.

“Nos sentimos confiados, pero no favoritos. Sabemos que hay otros clasificados con gran potencial. El favoritismo viene de la prensa y de los hinchas”, apuntó Willian. “Nos queremos mantener firmes en nuestra meta, que es ir paso a paso y llegar a la final”.

Buena estrategia mantener la prudencia, sobre todo porque el próximo rival será Bélgica el viernes en Kazán.

Los Diablos Rojos desplegaron el juego más vistoso en la primera ronda, con nueve goles a favor y apenas dos concedidos. Pero se encontraron 2-0 en contra ante Japón para luego conseguir un agónico triunfo 3-2 justo cuando asomaba el tiempo suplementario. Pero la trayectoria de Bélgica en duelos mano a mano contra sudamericanos es negativa.

Nunca pudo vencerlos y ni siquiera marcarles un gol. La última derrota fue hace cuatro años ante Argentina.

En Brasil no jugará Casemiro, el fundamental volante de contención, por acumulación de amarillas.

Neymar, Coutinho y Filipe Luis deberán cuidarse ya que de recibir otra se perderán la semifinal en caso de avanzar.

Los cuartos se pondrán en marcha oficialmente con el duelo entre otros dos ex campeones mundiales: Uruguay (1930, 1950) y Francia (1998).

La versión rusa de la Celeste combina la “garra charrúa” con un potencial ofensivo de temer con Luis Suárez y Edison Cavani. Entre los dos convirtieron cinco de los siete goles convertidos en el certamen.

Pero la dupla enfrenta una posible separación. Cavani está en duda por lesión para el encuentro en Nizhny Nóvgorod.

Fuente: AP
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario