Home » » Juventud: Sinónimo de anhelos, sueños y futuro

Juventud: Sinónimo de anhelos, sueños y futuro

Publicado por Marcos Santos el 3 jul. 2018 | 7:34 a. m.

Santo Domingo.- La juventud dominicana no tiene por qué dejarse arropar por la adversidad o los obstáculos que haya a su alrededor. Esta es simplemente una etapa de la vida en la que el ser humano alberga sueños, anhelos y que para convertirlos en realidad requiere de una combinación cuasi perfecta entre aspiración, oportunidades y preparación.

Por ser el tema de la juventud, transversal a la mayoría de los tópicos que confluyen en la vida de las personas, representa la generación de relevo para los distintos roles que requiere una nación. Precisamente por ello es que siempre ha despertado gran preocupación tanto en la población como en las autoridades.

En los momentos actuales en que vive República Dominicana y el mundo, esa preocupación por el destino de ese segmento de la población no le es indiferente a las autoridades que velan por su crecimiento. Por esta razón, hace cerca de dos años el presidente Danilo Medina puso al frente del Ministerio de la Juventud a Robiamny Nadesha Balcácer Vásquez, cuyas características hacen justicia a lo que se busca a través de una entidad como esa.

Con las energías que da la juventud trabaja sin detenerse con el objetivo de transformar la realidad de miles de jóvenes dominicanos, sobre todo de aquellos que viven en condiciones de vulnerabilidad, y que solo necesitan una mano amiga para echar a andar sus planes y proyectos.

Balcácer Vásquez, primera mujer ministra de la Juventud en el país, dice que en estos momentos que los jóvenes necesitan afianzar su futuro, es momento de poner en marcha mecanismos para acercar a los muchachos y a las muchachas de toda la geografía nacional a la vía más fácil y adecuada para lograr sus metas en la vida.

Aunque hasta hace un tiempo esta entidad se destacó principalmente por su amplio programa de becas estudiantiles, la funcionaria entiende que los jóvenes necesitan otras oportunidades de cambio. “Necesitan orientación, capacitación, que se les descubran y exploten su talento y en fin, que se les ayude a crecer de forma responsable y comprometidos con la sociedad”, sostiene.

Sobre las becas cuenta que el año pasado el programa de la entidad alcanzó la cifra récord de cerca de 2,000 y en lo que va de este año se habla de unas 1,400. En estas se incluyen 150 becas otorgadas por el gobierno de la República Popular China, luego del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones. “O sea que este año esos jóvenes, incluyendo 42 ganadores de Premio Nacional de la Juventud, partirán a estudiar al país asiático”.

Balcácer sostiene que existe un segmento que ha despertado un interés particular en las autoridades gubernamentales que son los llamados ‘ni-nis’, que son aquellos chicos que ni estudian ni trabajan y que el ministerio ha creado las Casas de Juventud, desde donde buscan un acercamiento mediante la realización de diferentes programas que combinan el deporte, las artes, talleres y conversatorios sobre salud reproductiva, prevención de enfermedades de transmisión sexual y embarazo en adolescentes.

Además abordan temas propios de lo que ellos viven en el día a día, para así lograr que aquellos jóvenes que quizás no les interesa estudiar, pero que le gusta algún deporte, o alguna manifestación artística se acerquen, participen. “El deporte y las artes se convierten en el motor para que puedan seguir participando en otras áreas como los cursos de tecnología, talleres de salud, laboratorio de emprendimiento, innovación social, que desarrollamos para ellos, de esa forma hemos logrado captar su atención y llevarlos de una manera indirecta a dejar de ser ni-ni”, asegura la ministra con entusiasmo por los resultados que han ido logrando.

Programas
Agentes del Cambio es uno de ellos. Este ofrece gran satisfacción al equipo de trabajo liderado por Balcácer, debido a que a través de él, han podido lograr que una buena parte de jóvenes que no estudiaban por falta de oportunidades, hoy lo hagan. “No estamos repartiendo becas como si fueran globos, estamos tomando en cuenta los motores que mueven la economía de nuestro país y además del mérito académico, nos enfocamos en esos jóvenes que están en situaciones de vulnerabilidad, como aquellas madres jóvenes, adolescentes embarazadas, chicas que se prostituían, muchos que habían caído en la drogadicción. Eso es lo que busca Agentes del Cambio, darle la oportunidad a esos muchachos que nunca la habían tenido y ver cómo se transforman sus vidas, cuando van a la universidad o realizan un curso técnico”, dice la servidora pública.

 Agentes del Cambio ha tocado de manera especial a ese segmento de la población joven del país, como a aquellos con algún tipo de discapacidad, haciendo un trabajo inclusivo. “Aunque hay que destacar que nosotros trabajamos para toda la juventud dominicana, no solamente para una clase social, ni religiosa, por lo tanto tenemos que trabajar con jóvenes de clase media, clase media alta y con aquellos que están en situación de vulnerabilidad”, sostiene.

En marzo de este año el ministerio presentó el programa Hablemos de todo RD, que es un espacio donde se dedica especial atención a temas tan diversos como el ‘bullying’, la drogadicción, el empleo, emprendimiento, pero de manera especial también se enfoca el tema de los embarazos en adolescentes y enfermedades de transmisión sexual. En su primera fase ha impactado a alrededor de 1,200 jóvenes de ambos sexos. “Porque es un tema de dos, no de uno. Una de las cosas que estamos hablando con ellos es de manera llana, sin tabúes, sobre las consecuencias que trae iniciar las relaciones sexuales a temprana edad y sobre todo un embarazo en la adolescencia. Este es un programa de sensibilización, en el que trabajamos de la mano del Consejo Nacional para el VIH y el SIDA (Conavihsida), en cuanto a prevención y orientación para los jóvenes”.

Durante el desarrollo del programa especial Hablemos de todo RD, los profesionales del Ministerio de la Juventud han identificado la falta de comunicación, tanto en el seno de la familia, la escuela, y en la sociedad, como uno de los factores principales que contribuye a muchos de los problemas que afectan a los jóvenes dominicanos. “A ellos les impacta cuando en las charlas les presentamos algunas realidades que no las han conversado con mamá, papá o en la escuela. Con este programa pretendemos cambiar el presente y futuro de nuestro país”, asegura Balcácer, al destacar el importante rol que juega el taller denominado ‘Tú no está pa’eso’, desarrollado con el mismo objetivo de prevenir el embarazo en adolescentes, en combinación con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), Conavihsida y el Ministerio de la Mujer.

Lidera es uno de los talleres sobre liderazgo socio político, que realiza la entidad de la mano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a través del cual buscan motivar a los jóvenes para que se empoderen de los espacios, no solo políticos, sino también en el aspecto social, haciéndoles saber que ellos son el relevo real del país. “Estamos teniendo resultados maravillosos, ahí podemos identificar aquellos jóvenes con madera de liderazgo, los pasos que vamos dando en ese sentido es para lograr que ese relevo pueda darse de manera natural”, aseguró la funcionaria haciendo hincapié en el hecho de que todo esto se toma su tiempo, pero la intención de parte de la institución y del Gobierno están puestas para impulsar a los jóvenes dominicanos a prepararse, para que reúnan capacidad y méritos y así puedan asumir con responsabilidad el relevo generacional que le corresponda. En esto le acompañan el PNUD, UNFPA y la Universidad Intec.

OPORTUNIDADES
Jóvenes hacia el éxito
“Nosotros le estamos dando las oportunidades para que se capaciten, se empoderan  y que mañana sean ellos que ocupen esas posiciones; ellos tienen la intención y nosotros le estamos empujando, esa es una experiencia maravillosa”, asegura Robiamny Balcácer, quien combina su rol de funcionaria con el de madre de los mellizos Carlitos y Nadesha.

La labor del Ministerio de la Juventud no se queda en las becas. Con los diferentes programas de liderazgo, salud, talleres o cursos técnicos les dan seguimiento a esos muchachos que han sido beneficiados de una u otra manera, para lo cual esos jóvenes firman una carta donde se comprometen  a mantener un buen índice académico y a formar parte de un voluntariado donde ellos eligen una de las ramas en la que quieran ser voluntarios. “No les obligamos, pero si tenemos una actividad, por ejemplo, ellos tienen que ir y colaborar como soporte, participan en temas de reforestación, con organismos de socorro, y en lo que se les necesita”.

Fuente: Providencia Rossi Pujols
Share this post :

Publicar un comentario

 
¿Quienes Somos? | Contacto
Copyright © 2008-2018. Calle56.com - Derechos Reservados
Desarrollado por Josué Canals