Golovkin cree va a castigar a Canelo

Las Vegas, Nevada (EE.UU.).- Es prácticamente un “hecho”, por lo menos es lo que creen analistas, que los jueces no tengan que decidir lo que ocurrirá el próximo sábado cuando los estelares púgiles Gennady Golovkin y Saúl -Canelo-Álvarez suban al cuadrilátero a protagonizar la tan anhelada segunda pelea en la que volverá a estar en disputa el campeonato mundial del peso mediano (160 libras).

Significa que el combate, avalado por tres de los cuatro organismos que gobiernan el boxeo internacional (Consejo Mundial de Boxeo, Asociación Mundial de Boxeo y Federación Internacional de Boxeo),   no llegará al límite de los 12 rounds…¡porque lo más probable es que haya un nocaut!

Se advierte que si se cumple el pronóstico de los expertos, de que la pelea será “salvaje”, entonces la conclusión es que se producirá un nocaut. Y de esa manera no habrá necesidad de ir a las tarjetas de los tres oficiales.

El anunciador del ring (Michael Buffer,)  no esperará que los jueces hagan entrega de sus cartulinas para contabilizar las puntuaciones e informar quién ha sido el ganador.

Si finalmente se registra un nocaut, argumentan los expertos, “tampoco habrá protestas por parte de los boxeadores y mucho menos de sus fans y apoderados”.

Analistas dicen que en esta segunda reyerta se escribirá una historia diferente a la que se registró el 16 de septiembre de 2017, en combate montado en la arena del coliseo T-Mobile de esta ciudad

En la ocasión, tras 12 violentos asaltos, el resultado fue tablas…un empate en razón de que un juez dio ganador a Golovkin (115-113), un segundo apuntó 118-110, para Canelo Álvarez, y un tercer oficial anotó 114-114.

Las críticas al resultado no se hicieron esperar. El equipo del peleador kazajo  afirmó que a su pupilo le “robaron” la pelea, pero por el lado del mexicano fue lo mismo: “Ganamos, pero con un empate favorecieron a Golovkin”.

La advertencia de Golovkin

En declaraciones ofrecidas ayer, desde una teleconferencia en la que participaron periodistas hispanos -especialmente mexicanos y puertorriqueños con la autorización de la compañía Golden Boy Promotion- el ” kazajo (invicto en 30 peleas) con 34 triunfos por KO)  afirmó  que “este 15 de septiembre (sábado) Canelo Álvarez saldrá lastimado. Porque  esa  es la única manera de hacer que pague por lo que él y su equipo han hecho en los últimos meses”.

Golovkin, quien en los Juegos Olímpicos celebrados en Atenas en el 2004 ganó la medalla de plata,   fue enfático -y contundente- al declarar que va a noquear a Canelo Álvarez. No dijo en qué asalto, “pero lo voy a dar nocaut”.

Insistió e n que su rival mexicano saldrá lastimado la noche del próximo sábado al tiempo de manifestar que su meta es convertirse en el primer boxeador en llegar a 21 defensas del campeonato mundial del peso mediano.

Golovkin llegó a 20 defensas del cinturón mediano y de esa manera igualó al estadounidense Benard Hopkins quien también llegó a defender veinte veces -en positivo. el título de las 160 libras.

También proclamó que la marca   de 21 de defensas positivas de su cetro mediano exitosas es tan importante como “el nocaut que le voy a propinar a Canelo”.

El peleador kazajo estaba, al igual que Canelo Álvarez, programado para arribar a Las Vegas el domingo. Pero al momento de escribirse este trabajo su llegada no se había registrado.

No se tenía ninguna información oficial sobre la llegada a esta ciudad de los dos capacitados púgiles que por segunda ocasión irán a la arena del moderno coliseoT-Mobile para contender por el cetro mediano y así despejar todas las “incógnitas” que quedaron en el primer combate realizado el pasado 16 de septiembre y cuyo resultado fue un controvertido empate.

Será una pelea muy dura

Mientras tanto, Oscar de La Hoya, fundador de la empresa Golden Boy Promotions, que organiza la pelea Golovkin-Canelo Álvarez, está seguro (¿?) que este nuevo pleito será sangriento.

Agregó que “esta pelea es algo personal, además de deportivo. Tengan la seguridad de eso”, le dijo De la Hoya al periodista mexicano Salvador Rodríguez de la cadena ESPN.

“Que nadie tenga dudas de que vamos a ser testigos de una pelea grandiosa. Yo creo que será muy dura esta pelea, más dura que la anterior. Porque ahora es un asunto personal”, argumentó De la Hoya, un exboxeador ganador de seis coronas mundiales en diferentes divisiones y se agenció la medalla de oro para Estados Unidos en las Olimpiadas de 1992, montadas en la ciudad de Barcelona, España.

 Fuente: Carlos Nina Gómez
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario