Pastor cumple promesa y se quita la barba, tras instalar tomógrafo en hospital de Santiago

Santiago.- El pastor Pablo Ureña, cumplió con la promesa que había hecho hace un año de cortarse sus barbas cuando pusieran a funcionar el tomógrafo del  hospital de niños doctor Arturo Grullón de Santiago.

Luego de 8 años que el pastor estuviera pidiendo la instalación de un  tomógrafo  para ese centro hospitalario, optó por dejarse crecer su barba con la promesa de que solo se la cortaría cuando las autoridades de salud escucharon su clamor.

En un pequeño acto  frente al hospital Arturo Grullón, donde se hizo acompañar de líderes comunitarios y miembros de la fundación “Niños con una esperanza”,  Pablo Ureña terminó cortándose la barba.

Indicó que en la lucha por conseguir el tomógrafo pasó muchas vicisitudes y que en ocasiones fue víctima de burla por las autoridades del centro de salud.

Dijo que la lucha no termina. “Faltan los quirófanos y otros servicios básicos, para que  niños y niñas del Cibao y toda la región sean atendidos como seres humanos  y no se pierda una vida más por falta de atenciones adecuadas” puntualizó.

Fuente: Onelio Domínguez
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario