Puerto Plata: primer polo turístico histórico-cultural

Puerto Plata.- El municipio cabecera de San Felipe de la provincia Puerto Plata, fue el primer polo turístico con que contó la República Dominicana; su desarrollo siempre ha estado ligado a las luchas libertarias y a la industria sin chimenea, con un turismo sustentado en playa y arena.

La también llamada Novia del Atlántico es cuna del prócer de la Restauración de la República, el general Gregorio Luperón, y de su ahijado, el dictador Ulises Hereaux (Lilís). Durante el gobierno de Luperón, período 1879-1880, Puerto Plata se convirtió en la capital de la República Dominicana y la sede del gobierno estuvo en el edificio donde actualmente está el Ayuntamiento Municipal. Esta ciudad cuenta con una población que ronda los 170 mil habitantes, pero con una entrada de visitantes similar a sus pobladores.

Destino turístico

El destino turístico de Puerto Plata cuenta con aproximadamente 17,000 habitaciones y anualmente recibe 900,000.00 turistas, los cuales llegan regularmente por el Aeropuerto Gregorio Luperón. El director provincial de Turismo, Lorenzo Sancassani, refiere que si cuantifican el turismo de cruceros sobrepasaría el millón de visitantes. Sancassani, expresa que la ciudad de Puerto Plata está totalmente reinventada y esto se evidencia en los últimos años, con nuevas inversiones, renovación y ampliación de la planta hotelera y novedades en las ofertas complementarias; posicionándola cada vez más como un destino competitivo.

En cuanto al aporte del sector, tan solo en nuevos empleos ha generado más de 15,000, y con el turismo de cruceros ingresaron a Puerto Plata más de 10 millones de dólares, lo que ha dinamizado significativamente la economía del destino. El primer proyecto hotelero de importancia levantado en la República Dominicana lo representó Playa Dorada, con la llegada de turistas canadienses, estadounidenses, franceses y alemanes.

Hoy día, cuenta además con proyectos como Riu, Lifestyle, el puerto de Cruceros Amber Cove, en el distrito municipal de Maimón, o el parque Ocean World, los que son solo un botón de muestra del crecimiento sostenido. En el centro de la ciudad de San Felipe de Puerto Plata, los visitantes pueden disfrutar del remozado centro histórico, del jardín y el teleférico, del museo del ámbar, la casa museo de Gregorio Luperón, la fortaleza San Felipe y el anfiteatro y parque levantado en la puntilla del malecón. Una gran parte de los parques también han sido intervenidos durante la actual gestión municipal.

Este municipio está ubicado entre la Loma Isabel de Torres y el Océano Atlántico, y su economía, aunque muy dependiente del turismo, también muestra un crecimiento industrial y con espacios históricos culturales. Es en esta ciudad donde en el año 1888 nace la empresa licorera Brugal y Compañía. También aquí opera la empresa Vinícola del Norte. En el municipio cabecera se concentra aproximadamente la mitad de la población de la provincia; con un amplio dinamismo de la actividad económica, con funciones diversificadas entre el sector estatal, industrial, turístico, comercial, agropecuario y de servicios. En esta zona se asentó el Almirante Cristóbal Colón en su segundo viaje, en 1493, quien fundó la ciudad de La Isabela, nombrando como alcalde a uno de sus capitanes, Antonio de Torres. La ciudad fue diseñada en 1496 por los hermanos Cristóbal y Bartolomé Colón. Se cree que el nombre de la zona montañosa Isabel de Torres fue colocado en honor a dicho capitán.

Como parte de sus riquezas naturales, tiene entre sus reservas la Loma Isabel de Torres, situada a unos cinco kilómetros al suroeste de la ciudad. Geográficamente forma parte de la Cordillera Septentrional, alcanzando una altura máxima de 855 m. Cubre aproximadamente 20 kilómetros cuadrados; y el Parque Nacional Isabel de Torres, declarado “Monumento Natural”, en donde se encuentra la subestación del Jardín Botánico Nacional doctor Rafael María Moscoso.

Diversidad

Entre las secciones que conforman el muncipio, están: El Cupey, Maimón, Los Mameyes, Sabana Grande, El Toro, Tubagua, Yásica Abajo y San Marcos. Entre los ríos más importantes que fluyen por el municipio están Camú, San Marcos, Corozo, Muñoz, Maimón, El Violón, Los Mameyes (Markiel Núñez), San Piñez y Río Seco, así como los arroyos Fú, Blanco, Caballo, Culebra y San Cristóbal.

La Novia del Atlántico es la tierra que vio nacer a artistas como Eduardo Brito, Vicente Grisolía Poloney, Julio Arzeno, Juan Lockward, Rafael Solano, Florentino Pierret, Huáscar Banks, “Dr. Luis E. Senior”, Manuel Plá Coco, Jaime Molina y Teté Marcial. También allí nació el jugador de baloncesto Al Horford. Entre los escritores destacan Rafael A. Brugal Paiewonsky, Emilio Prud’Homme, quien escribió las letras del Himno Nacional dominicano, Alonso Rodríguez Demorizi, José Ramón López, Emilio Rodríguez Demorizi, Rufino Martínez y Camilo Carrau-Villanueva.


Dentro de sus espacios culturales se citan la emblemática fortaleza San Felipe, construida por los colonizadores españoles y la cual cumplió recientemente 441 años de ser levantada, es uno de los espacios culturales más visitados por los turistas extranjeros y nacionales. El 27 de agosto de 1844, el patricio Juan Pablo Duarte fue apresado y permaneció detenido en el llamado Cubo de Mora de este fortín. Orlando José Menicucci Morel, director del museo que funciona en la fortaleza, destaca la importancia histórica que para los dominicanos tiene este espacio. En su entorno, y como parte de un componente, se encuentra el anfiteatro y el parque, construidos en la puntilla del malecón.

Para destacar el componente atractivo cultural, el centro histórico fue remozado y varias calles fueron convertidas en peatonales. El Faro de La Puntilla, fue construido durante el gobierno del general Gregorio Luperón, cuya obra buscaba que sirviera de guía de los barcos que hacían travesía del Atlántico y que tenían como destino el puerto de la ciudad. El Faro fue diseñado con superpuertas, columnas clásicas y estriadas a la manera dórico-romana. En tanto, que lo que a partir de 1999 fue convertida en la Catedral de San Felipe Apóstol, data de 1502, pero no fue hasta 1870, con el trabajo del presbítero Pedro Tomás de Mena, cuando comenzó a construirse el templo y concluyeron las labores en 1879.

Sin embargo, Puerto Plata también tiene sus reclamos, y el alcalde Walter Musa reconoce que se requiere la construcción de otras obras de desarrollo, como son: El mercado municipal y eliminar el vertedero ubicado a la entrada de la ciudad. Con relación al mercado, el Presidente Danilo Medina prometió ayudar en su construcción, pero a la fecha carecen de un terreno. En cuanto al problema de la basura, aclaró que los 550 millones que se necesitan serían para el cierre técnico del basurero, para la compra de un terreno y allí levantar un relleno sanitario.

Fuente: Miguel Ponce/El Caribe
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario