¡Buscando segunda corona!

Sin poseer una varita mágica que los conduzca por el mejor de los destinos, los Gigantes del Cibao se aprestan a superar sus calificaciones que les permitirá elevar la foja que los ranquea como el conjunto que en más ocasiones, diez,  ha pasado el primer tramo del torneo de béisbol invernal, al menos en los pasados doce campeonatos.

Una combinación de agresividad, buen bateo de contacto y un pitcheo encomiable representan algunas de las armas que desde la apertura de la campaña harán que esto se convierta en realidad para los nordestanos, en el evento que el 13 de octubre descorrerá sus cortinas.

Los Gigantes, que el año pasado conquistaron por segunda estación seguida la vuelta regular, esta vez con marca de 29-21, colocarán desde el primer día un combinado con gran capacidad de correr las bases en busca de emular una de sus principales armas, las bases robadas, la cual lideraron con 69, superando en 29 a su principal seguidor, el Licey.

EL PITCHEO 
Entre sus 10 importaciones, los Gigantes traerán a siete lanzadores, de los cuales cuatro estarán el rol de abridor, estos son Rogelio Armenteros, ( Astros); Kevin Herget, (Cardenales) Patrick Johnson ( México) y Jake Kalish ( Kansas).

De su lado, Jeff Singer (Filis); Eric Yardley (Padres) y Jon Perrin (Kansas) vendrán para reforzar el relevó, que ya encabeza Ramón Ramírez, quien el año pasado lideró al conjunto con 17 salvamentos, máxima cantidad en la liga y al mismo tiempo marca personal en su carrera de siete campañas en el circuito.

Si finalmente llegan en pelea al Todos contra Todos, tienen un material envidiable de donde escoger en el pitcheo como lo representan los nombres de Luis Perdomo, Sandy Alcántara, Adalberto Mejía, Gabriel Ynoa, todos brazos con etiquetas de Grandes Ligas.

El año pasado, los Gigantes fueron líderes en rescates con 18 y su pitcheo fue el único que no permitió 400 imparables. Su efectividad de 3.15 fue la mejor entre todos los equipos del torneo.

Los Gigantes tendrán sus expectativas bien elevadas en busca de nuevamente alcanzar un puesto clasificatorio, pues como ha ocurrido en las pasadas estaciones apuestan a su amplia gama de talento nativo, el cual le ha brindado 10 clasificaciones en las pasadas 12 campañas.

Gran combinación de talentos
El equipo ganó su primera corona en 2015 bajo la dirección de su actual presidente Samir Rizek.

“Uno de los aspectos esenciales que tiene este conjunto es la madurez que experimenta el grupo de jugadores que hace un par de campaña comenzó un nuevo proceso en los Gigantes y ya contamos con ellos para que nos ayuden a conseguir una nueva clasificación”, señaló Juan Mercado, quien con 15 años es el más antiguo miembro del equipo de operaciones de los Gigantes.

Y en ese sentido se refiere a jugadores como Ramón Torres, Abiatar Avelino, Richard Ureña, José Siri, Garabez Rosa, esto unido a algunos más jóvenes como Rossell Herrera, Melvin Mercedes, Johan Ureña entre otros, les brinda a los Gigantes un equipo con brillantes habilidades para correr. Avelino y Siri se combinaron para 30 estafadas, en tanto que Herrera sumó ocho y Rafael Bautista, quien llegó el año pasado a la organización, registró seis, a pesar de un bajo promedio de .174 (69-12) en que estuvo afectado por las lesiones.

Al grupo mencionado se agregan personal como Moisés Sierra, quien el año pasado se convirtió en un sorprendente campeón de bateo con un astronómico .353 (150-53), siendo este el promedio más elevado en la Liga desde que otro Gigantes, Hansel Alberto dominó hace dos años el circuito con .364. Precisamente Alberto es otro de los jugadores nativos claves en la escuadra, junto al superado Adderlin Rodríguez, quien el año pasado ya viene de pegar cuatro jonrones, con una docena de empujadas y cerró el 2018 en el plano internacional con 23 vuelacercas y 92 producidas con el Bowie, a nivel Doble A de los Orioles.

Agresividad y robos
“Vamos a continuar corriendo mucho las bases, este hecho le brindó buenos resultados en la campaña pasada”, señaló, de su lado, José Serra, quien este año se integra al equipo de operaciones de los Gigantes, conjunto que este año será dirigido por el experimentado Edwin Rodríguez..

Mientras que Félix Peguero, quien retorna al equipo de operaciones, resalta la combinación de talento veteranos y juventud con la que contará el plantel. “Este será un equipo bien interesante con gran capacidad de batear para promedio y con poder”, señala, el joven, uno de los principales ejecutivos , quien hace varios años contribuyó a armar este plantel que exhibe en la actualidad.

Más hacia adelante y a diferencia de la campaña pasada, los francomacorisanos tendrán a Eloy Jiménez para la segunda mitad de la campaña. El le pegó “fuego a la Liga” en la campaña pasada cuando produjo 4 jonrones y remolcó 21, bateando un robusto .368 (68-25) en apenas 19 partidos, así como a Leuris García, quien es uno de los hombres claves para el club, además de Maikel Franco, Ronald Guzmán y Ketel Marte, quienes estarían integrándose un poco más hacia adelante.

Tanto Torres como Bautista vienen de campañas por debajo, principalmente producto de las lesiones, que también afectó a Alberto, quien accionó en solo 8 encuentros. Rodríguez está llamado a incrementar su producción, en tanto que noveles como Elier Hernández .285  (484-138) con 30 dobles y 65 remolcadas en Doble a con Kansas City e Ibandel Isabel, quien tuvo average de .257 (397-102) en Clase A Fuerte con 36 bambinazos y 78 empujadas, pero fue ponchado en 161 ocasiones.

Los Gigantes conectaron 96 extrabases y fueron solo uno de dos equipos que no alcanzaron el centenar.

Su marca de 17-8 en el Julián Javier lo unió a las Aguilas (17-8) como los equipos con mejores fojas en su parque.

El club culminó con una racha de seis victorias durante la Serie Regular.

La serie regular conquistada el año pasado fue la quinta en su historia.

Entre Abiatar Avelino (19) y José Siri (11) se combinaron para 30 de las 69 robadas que tuvo el club.

Moisés Sierra elevó en la campaña pasada la friolera de 170 puntos en su promedio de bateo con relación al registrado el año anterior (.183).

El Intermedista Ramón Torres fue todo lo contrario a su compañero Sierra, pues bateó .306 en 2016-17 y redujo 122 puntos el año pasado a un pobre .184.

Ninguno de los importados de los Gigantes conectó de jonrón en la ronda regular.

Fuente: Listin Diario
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario