Familiares de dominicana que murió atropellada en Queens piden capturar conductor



NUEVA YORK.- Los familiares de la dominicana Clara Luz Durán Rodríguez, nativa de Santiago de los Caballeros y quien murió atropellada por un conductor en la intersección de la calle 168 y Linden Boulevard en Jamaica, Queens, cuando iba camino a su trabajo en una bodega de ese condado, pidieron a la policía la pronta captura del chofer, que la dejó tirada en el pavimento, donde estuvo por casi una hora, y escapó de la escena del accidente.

Rodríguez, de 71 años de edad y quien llevaba 17 viviendo en Nueva York, tiempo que también hacía que no regresaba a la República Dominicana, fue mortalmente atropellada a las 7:00 de la mañana, cuando se desplazaba a su labor como cocinera en la bodega.

Ella residía en el suburbio Rockville Center en Long Island y fue descrita como muy dulce y trabajadora. Fue impactada por el vehículo en medio de un torrencial aguacero que caía sobre la ciudad el martes en la mañana de la semana pasada.

El vehículo que la atropelló, se movía hacia el Oeste, cerca de la calle 169, dijo la policía.

La dominicana murió por heridas sufridas en la cabeza y la cadera y fue declarada muerta en el hospital Jamaica de Queens, donde fue transportada por paramédicos y policías.

El Escuadrón de Colisiones del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), dijo el viernes que todavía no se han hecho arrestos en relación a la muerte de la dominicana, pidiendo la cooperación de testigos para dar con el conductor prófugo.

Los investigadores tampoco tienen la descripción del vehículo, lo que alargaría la captura del chofer.

Carmel Mármol, hermana de la muerta, dijo que el chofer la atropelló, la dejó abandonada “y no supo decir, déjame llevarla al hospital”.

“Tiene que dar la cara, quien la atropelló”, agregó la señora Mármol.

La occisa, llevaba cuatro años trabajando en la bodega, donde repetía que solo faltaría a sus labores, si le pasaba algo muy grande.

María Rodríguez, esposa del propietario de la bodega y quien trabaja en el negocio, dijo que le extrañó cuando notó que la fallecida, no llegaba el martes al trabajo.

“Yo la llamaba y la llamaba, pero no me cogía el teléfono, entonces, llamé a mi esposo y le dije que algo había pasado”, relató la bodeguera.

“Dos días antes, ella le estaba diciendo a mi hermano que para faltar al trabajo, tenía que pasarle algo muy grande”, añadió la señora Rodríguez.

La familia se enteró a las 3:00 de la tarde del martes, que Durán Rodríguez estaba en el hospital.

“Nos dijeron que teníamos que ir, porque ella estaba en situación crítica”, añadió Mármol.

Durán Rodríguez murió una hora y 15 minutos después que la familia fue notificada de su gravedad.

La familia dijo que el deseo más grande de la víctima, era volver a su pueblo natal en la República Dominicana.

Anunciaron que realizan una colecta para llevar los restos mortales de Durán Rodríguez a Santiago, donde será sepultada.

“Queremos justicia y que sea quien sea, el que la mató, tiene que dar la cara, porque ella no era una perra ni ningún otro animal para que él la dejara morir abandonada en la calle”, dijo Mármol.

(Fuente: Elnuevodiario.com.do)
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario