Piden detener la violencia electoral

Río de Janeiro.- La organización internacional Amnistía Internacional (AI) instó ayer a las autoridades brasileñas a dar una respuesta adecuada frente al creciente número de episodios violentos registrados durante la actual campaña electoral, la más polarizada en las tres últimas décadas en Brasil.

De acuerdo con organismos independientes, en las últimas semanas han sido registrados en Brasil al menos 70 casos de agresiones por motivos electorales, en su mayoría (50 episodios) provocados por partidarios del ultraderechista Jair Bolsonaro, el favorito para vencer las elecciones presidenciales.

Bolsonaro, el candidato más votado en la primera vuelta de las presidenciales con el 46 % de los votos y el favorito en los sondeos de intención de voto para la segunda vuelta con el 59 %, se medirá el 28 de octubre en el balotaje al socialista Fernando Haddad, el sucesor del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que obtuvo el 29 % de los votos y tiene el 41 % del favoritismo.

De acuerdo con Amnistía Internacional, lo más preocupante de la violencia electoral en Brasil es que algunos de los episodios, además de disputas por opiniones políticas, pueden ser crímenes de odio motivados por prejuicios raciales, de género y de opción sexual.

El ultraderechista, polémico por ser un defensor de la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985 y por sus declaraciones de tinte machista, racista, homófobo y xenófobo, es acusado por sus rivales de incitar la violencia.

Fuente: EFE
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario