Comerciantes chinos se adueñan de negocios en el cibao

Santiago.- En los últimos dos años, 14 establecimientos comerciales del centro histórico de Santiago cerraron, pero la inversión china los rescató, al alquilar o comprar sus negocios, dijeron comerciantes locales.

Dirigentes comerciales explicaron que esa misma situación ocurre en Moca, La Vega, San Francisco de Macorís, Mao, Puerto Plata y otras zonas de la Región Norte, donde los chinos paulatinamente se están apoderando de muchos comercios que sus propietarios dominicanos no podían sostener y habían decidido su cierre total o parcial. Comerciantes consultados por Listín Diario revelaron que este fenómeno comercial chino en el Cibao no les preocupa, porque esos extranjeros están invirtiendo y que han evitado quiebras totales de negocios.

Posición de la ACIS
Carlos Guillermo Núñez,  presidente de la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS), donde se encuentran aglutinados la mayoría de establecimientos de esta ciudad, declaró al Listín Diario que los chinos saben hacer negocios porque trabajan en familia.

Aclaró que los dominicanos tienen una forma distinta a los chinos de emprender actividades comerciales y que muchas veces quieren establecer estructuras y contratar a mayor número de empleados, pero que luego se determina que esos establecimientos no tienen capacidad financiera de asimilar tantos desembolsos costosos.

“Estamos viendo es una transformación en el engranaje económico del país y que debemos ir adoptando los dominicanos y ver que ya las cosas son muy diferentes”, enfatizó.

Pocos chinos afiliados
Núñez añadió que muy pocos comerciantes de origen chino están agrupados en la ACIS y en otras instituciones comerciales de Santiago y la zona Norte. No obstante, reconoció que la inversión extranjera siempre es buena, pero si se realiza ajustada a los esquemas de la ley.

“Si esos chinos están pagando impuestos y están legalmente en el país, pues no vemos  inconvenientes, pero tenemos informaciones que no todos están bajo el régimen de la ley”, observó. Manifestó que lo importante sería que si esos extranjeros desean incursionar en actividades comerciales entren al régimen que regula el comercio en el país y que se afilien.

La otra cara
Carlos Lora, expresidente de la Asociación de Tiendas y de Comerciantes del Centro Histórico de Santiago y el Cibao (Asotisa) y uno de los que alquiló el local donde tenía una tienda de tejidos en la calle del Sol, casi esquina San Luis de esta ciudad, proclamó que los chinos han salvado a muchos hombres de negocios.

Fuente: Ricardo Santana
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario