Hablan los alcaldes: Melvin Ramírez , Peligra la base económica de Sánchez: la pesca y el coco

Sánchez.- A pesar de poseer condiciones naturales únicas en el país, con el 65% de sus áreas protegidas que incluyen parte del Parque Nacional de los Haitises y con sus humedales del Bajo Yuna, el municipio de Sánchez, en la provincia de Samaná, no ha podido explotar el ecoturismo, un actividad a la que apuesta esa localidad para su desarrollo económico.

Por el contrario, el municipio está a punto de perder “la gallina de los huevos de oro”, la pesca, que junto a la producción de coco, son las principales fuentes económicas de la localidad.

La preocupación es del alcalde de Sánchez, Melvin Ramírez, quien apuesta al turismo ecológico, ya que la localidad cuenta con los atractivos naturales suficientes para su despegue, pero para ello falta voluntad política de parte del Gobierno central a través de los ministerios de Turismo y de Medio Ambiente.

Con una extensión territorial de 328.5 kilómetros cuadrados y una población superior a los 32 mil habitantes, Sánchez vive básicamente de la pesca y la producción de coco, dos actividades que han disminuidos considerablemente en los últimos años, de acuerdo al ejecutivo municipal.

Ubicado al inicio de la Bahía de Samaná, Sánchez tiene una biodiversidad de aves que es de importancia capital preservar, además de los manglares donde se producen los camarones, una de las principales fuente de producción local.

“Aunque en los últimos años la producción ha bajado considerablemente por la forma inadecuada de la pesca”, advierte Ramírez en entrevista para este diario.

Deplora que la depredación de las especies acuíferas constituyan una amenaza para la producción y hasta la estabilidad alimentaria de la localidad.

Proteger la Bahía. Estima que para lograr la protección de la propia bahía, urge detener el tipo de pesca actual que se desarrolla mediante redes de arrastre, que prácticamente ha diezmado la producción peces y camarones.

“Por eso hoy ya no tenemos ni el 15% de la producción que teníamos hace 20 años, lo que quiere decir, que de continuar la práctica dentro de cinco años no tendríamos nada”, advierte.

Lamenta que las autoridades no tomen medidas para detener la depredación y evitar que se esfume una de la producciones de camarones más famosa del país, a tal punto que en los restaurantes de mayor prestigio se exhibe “El Camarón Sanchero” por su sabor nutritivo y contextura.

Estima que Medio Ambiente, el Consejo Dominicano de Pesca y Acuicultura (Codopesca) apéndice del Ministerio de Agricultura y la Armada Dominicana deben coordinar acciones para evitar que la principal riqueza de Sánchez desaparezca de manera definitiva.

Critica que cuando la comunidad exige medidas cada una de las entidades citadas evaden sus responsabilidades y una tire la pelota a la otra para no hacer nada. Exige la conformación de una mesa de trabajo, de la que forme parte la alcaldía, con pautas y metas claras para impedir que la Bahía continúe siendo lacerada.

Hay que regular. Indica que Sánchez es un potencial ecoturístico a explotar de lo que están conscientes los ministerios de Turismo y de Medio Ambiente, pero en los actuales momento no existe ninguna persona o empresa explorando el área.

Alerta, sin embargo, que explotar el turismo ecológico no debe significar eliminar la riqueza natural que existe, como las aves endémicas y migratorias, ni los peces y camarones, actividades que hay que regular para que la Bahía no desaparezca.

Aunque el ecoturismo sería la base del despegue económico de Sánchez, Ramírez aspira a que la actividad pesquera sea rescatada, porque con ella también se fortalece la Bahía.

Revela que no sería difícil la regulación debido a que los pescadores están organizados en dos cooperativas, una con dos mil miembros y otra con 400.

Cae producción. Sostiene que el coco es la parte agrícola más importante de la localidad, pero que también su producción ha bajado considerablemente debido a la poca renovación de las plantaciones.
Expone que luego del paso de los últimos huracanes, Irma y María, el año pasado, la producción ha bajado drásticamente, de manera que fincas que producían un millón de unidades en los últimos meses no llegan siquiera a 300 mil.

Destaca que recientemente se produjo una reunión entre los productores de coco de la provincia de Samaná y el Ministerio de Turismo donde se acordó un plan para tumbar las plantas que son muy viejas y repoblar las fincas.

Asegura que si se mantiene esa disposición Samaná con todos sus municipios podría emerger de nuevo como el principal productor de coco del país.

Ingresos bajos. Melvin Ramírez apunta que el presupuesto que recibe la alcaldía de parte del Gobierno central es de apenas RD$4.1 millones mensuales, RD$49.2 millones al año, con lo que hace de tripa corazón para poder atender las demandas de la comunidad.

El 25% se destina a pago de nómina, el 31% al programa de aseo urbano, además del 40% que va destinado a inversión, como manda la Ley 176-07.

Los recursos a los ayuntamientos se destinan de acuerdo a la cantidad de habitantes, que según el censo de 2010 Sánchez cuenta con 24 mil, lo que refuta el alcalde ya que las labores del cabildos apuntan que supera los 32 mil.

Solo los electores en el municipio son 20 mil, la población escolar es de 13 mil, a los que agrega la población de cero a cinco años, que confirman que son más de 32 mil.

Señala que la alcaldía prácticamente no cuenta con ingresos propios, lo que atribuye a que Sánchez prácticamente está huérfana de empresas que paguen arbitrios.

Deplora la baja cantidad de recursos que reciben, congelados desde hace varios años, mientras aumentan los precios de combustibles, los materiales de construcción y se deterioran los equipos que utilizan para limpiar la ciudad.

Expone que uno de los atractivos de Sánchez son sus casas de estilo victoriano y que uno de los planteamientos del Cluster Turístico de la provincia es el rescate de las pocas propiedades que todavía permanecen. En el municipio apenas quedan cuatro.

Logros
Con el respaldo del Gobierno central, la alcaldía ha saneado nueve kilómetros de cañadas con lo que ha evitado los deslizamientos de tierra que se producían de manera frecuente. Resalta el asfaltado del 90% de las calles del municipios con apoyo del Ministerio de Obras Públicas, el parque central, aceras y contenes, pero las comunidades siguen exigiendo construcción y reconstrucción de caminos vecinales. Actualmente el cabildo trabaja con el Presupuesto Participativo con miras al próximo año y como punto uno resaltan las reparaciones de callejones en 16 barrios de la ciudad.

Casa del pueblo
Apela a que se cumpla con la Ley 166-03 que dispone el 10% de los ingresos del Estado para los cabildos, ya que de esa manera no sería necesario la intervención del Poder Ejecutivo en los asuntos municipales. Precisa que en los municipios las alcaldías son como “casas del pueblo” lugares a donde acuden los munícipes para que resuelvan todos sus males, sin importar que no correspondan a los gobiernos locales, como falta de agua, de energía eléctrica, ayudas funerales y de otras índoles sociales.

Fuente: Hoy
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario