La mayoría de deportados llega desde EEUU y Europa

Santo Domingo.- Estados Unidos no es el único país que repatria a dominicanos de su territorio, aunque es el que lo hace en mayor cantidad por la alta presencia de criollos en esa nación de Norteamérica.

Un cuadro estadístico preparado por el Instituto Nacional de Migración, una  dependencia del Ministerio de Interior y Policía, sobre  los dominicanos deportados desde los Estados Unidos, identifica a otros países que también ejecutan esa medida.

Por ejemplo, en el 2016, unos  203 criollos fueron deportados desde Puerto Rico; 152 por España y 105 por Trinidad y Tobago, lo que se destaca al no conocerse de la alta migración de criollos hacia ese territorio del Caribe occidental.

También 90 desde Chile, donde ha habido un aumento de la migración dominicana en los últimos tiempos;  88 de Panamá, 62 de Guyana Francesa, 55 de México, 46 de Curazao y 30 de Ecuador. Unos 360 dominicanos fueron repatriados desde otros destinos.

Estados Unidos,  con 1,711 rapatriados siguió siendo el líder en ese renglón, con el 59 por ciento de los deportados.

Las leyes
La directora  de la Fundación Bienvenido Seas, Amparo Reyes, que se encarga de asistir a esos dominicanos para que puedan reinsertarse en la sociedad, tener un trabajo digno y superar los problemas psicológicos que la permanencia en prisión puede causar en cualquier persona, explica que las leyes de deportación son distintas en cada país.

Reyes refiere que Estados Unidos tiene el régimen más severo de deportación, que es el “nunca jamás”, contrario a otros países como los de Europa, donde al salir de la prisión les da opción, de quedarse o regresar a su país.

También el regreso condicionado en un período que puede ser de dos años.

El cambio
La República Dominicana es uno de los países que se ha visto afectado por el aumento en las deportaciones desde los Estados Unidos a partir de la Reforma de la Inmigración Ilegal y de Responsabilidad del Inmigrante promulgada en 1996.

Debido a la gran población dominicana en los Estados Unidos, así como la expansión de la lista de crímenes u ofensas que ahora llevan a la deportación de residentes legales, la cantidad de dominicanos repatriados por casos criminales aumentaron de un 61.6% en 2009 a un 81.1% en 2015, lo que representa un incremento del 19.5% en los últimos cinco años. Así está consignado en el informe preparado por el Instituto Nacional de Migración dependencia del Ministerio de Interior y Policía, sobre los dominicanos deportados de los Estados Unidos.

El estudio, que recoge las deportaciones de criollos desde el 2012 al 2016, dice además que las mismas, por casos no criminales aumentaron en un 4% en 2016 con respecto a 2015.

El desafío
Regresar a su país de origen representa un desafío para los deportados, concluye  el estudio del INMRD.

El retorno forzado a la República Dominicana, particularmente para aquellos que han vivido la mayor parte de su vida en los Estados Unidos, implica un reto debido a la discriminación y el estigma social que enfrentan por esta causa, además de las barreras que se les impone en el ámbito laboral, educativo y social, agrega.

Ciertamente, se añade en la investigación, desde la perspectiva de derechos humanos, el Estado dominicano tiene la obligación de proteger, promover y garantizar los derechos humanos de esta población deportada, generalmente vulnerable y excluida por discriminación, tanto en su accionar como frente al tratamiento de terceros.

Dice que la existencia de un marco general de estigma y discriminación en República Dominicana contra  deportados apunta a la necesidad del fortalecimiento de las políticas públicas y programas y acciones que sean efectivos para la reinserción de esta población.

AFIRMA DEPORTACIONES SEGUIRÁN EN AUMENTO
En las conclusiones de la investigación pronostica que las deportaciones de dominicanos desde los Estados Unidos continuarán en aumento debido a las actuales leyes de migración estadounidense, el endurecimiento de la política, los mecanismos de control de la inmigración a esa nación norteamericana, al aumento de las causas de deportación y a la nueva política migratoria estadounidense de expulsar a los extranjeros con condena criminal, y a aquellos que han infringido la ley migratoria.

Los datos estadísticos existentes revelan que en los últimos 23 años EEUU ha deportado a 66,669 dominicanos. Han prevalecido las deportaciones por casos criminales con 68.2% frente al 31.8% de la población deportada por casos no criminales. 95 conclusiones y recomendaciones.

Fuente: Listin Diario
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario