Joven de SFM denuncia le negaron trabajo por tener el cabello rizado

San Francisco de Macorís.- Una joven residente de esta localidad del nordeste de la República Dominicana, denuncio que rechazo un trabajo en una institución bancaria cuyas politicas exigian que debia quitarse el cabello rizado.

La joven Michelle Amarante, de 22 años de edad, nativa de San Francisco de Macorís, tiene un año desempleada y en esta semana recibió una llamada que cambio sus expectativas llenandole de alegria y tristeza ya que  su cabello rizo fue el detonante de una discriminación que le impidió su derecho a laborar.

“Cuando me llamaron para la entrevista me hicieron un pequeño test, me pidieron que sacara algunos papeles necesarios para el contrato, me dijeron el horario de oficina, entre otras cosas. Todo iba excelente hasta ese momento; luego recibí una llamada donde se me informó del vestuario y algunas cositas más. Entonces la joven me preguntó: ¿Tu siempre usas el pelo así, rizado? Yo le dije que sí, porque mi pelo es rizado y ella me dijo que por protocolo de la empresa debía ponerlo liso”, narró la joven que se encuentra haciendo el monográfico para optar por el título de licenciada en Lenguas Modernas.

Después de esa llamada, donde se le pedía cambiar de apariencia, Michelle decidió no aceptar las condiciones de modificar su cabello, por considerar que no puede ni quiere cambiar su identidad.

“Me gustan mis rizos y todavía creo que existen otros lugares que me van a aceptar por mi preparación, por mi entrega al trabajo, por mis deseos de crecer y de servir a otros con lo que hago”, dijo optimista.

Sintió pena de que en el país todavía exista tal grado de discriminación. Se entristeció de pensar que todavía queramos parecernos a otras naciones y no abracemos con orgullo nuestras raíces.

Expresó con orgullo que todavía cree en su país (República Dominicana) y que tiene la seguridad de que existen personas que no mirarán con despreció su cabello, su color, estatura y ojos.

La joven, que además pertenece a la religión cristiana evangélica dice estar confiada en que Dios le va a conceder un empleo que le reciba tal y como fue creada”.

Al final hizo un llamado de “no a la discriminación”.

Algunas instituciones publicas y privadas tienen codigos de vestimenta que exigen a sus colaboradodes cumplir a cabalidad como parte de sus politicas de servicio al cliente.

Fuente: CALLE56.COM
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario