Dos presas del Norte están en condiciones críticas por sequía

Santiago.- Las presas de Tavera-Bao y Monción, ubicadas en la zona más afectada por la falta de lluvias, han llegado a niveles críticos, mientras la escasez de agua se agudiza.

En lo que tiene que ver con los embalses de Rincón y Hatillo, en las provincias La Vega y Sánchez Ramírez, sus niveles aumentaron con los abundantes aguaceros que se registraron hace algunos días.

No obstante, las lluvias estuvieron ausentes en Santiago y en  localidades del Noroeste, como Santiago Rodríguez, Monción, Mao, Esperanza. En otras se sintieron pero ligeramente.

Falta de agua
En Santiago, la crisis de agua ha alcanzado niveles dramáticos y, según denuncian organizaciones comunitarias de la provincia, hay sectores donde el líquido dura hasta dos días que no le llega por las tuberías a pesar de que tienen que pagar religiosamente las facturas que les envía la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan).

Mientras en localidades del Noroeste y Cibao Central, como Guayubín, Castañuelas, Mao, Laguna Salada, Esperanza, Las Matas de Santa Cruz, Villa Vásquez, Monte Cristi, Yásica, Luperón y Sosúa, sus pobladores dicen que duran hasta una semana sin recibir agua por las tuberías.

Técnicos de Coraasan explicaron que el cauce de la presa Tavera-Bao sigue en descenso, por efecto de la sequía que ha sido intensa en esta parte del país en los últimos tiempos.

Los expertos declararon al Listín Diario que hasta ayer el nivel de Tavera-Bao era de 313.22 metros cúbicos sobre el nivel del mar.

Fuente: Ricardo Santana / Listin Diario
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario