52,700 personas viven en zonas vulnerables

Santiago.- En la mayoría de cuencas urbanas, cañadas y arroyos superficiales y subterráneos, residen alrededor de 50,700 personas que pueden ser afectadas por derrumbes y deslizamientos y viven en riesgo de perder la vida.

De acuerdo con estimaciones efectuadas por el Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago (CDES), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Ayuntamiento de Santiago y la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), la mayoría de afluentes de esta ciudad son ocupados por barrios improvisados. Esta cifra de familias en zonas de alto riesgo, representa el 5.27 por ciento de la población santiaguense.

Para las autoridades del Consejo Estratégico, la hidrografía de las 8 sub-cuencas urbanas, ramificada en ríos, arroyos y cañadas, no puede ser cubierta de manera caótica por edificaciones comerciales, residenciales o de servicios.

Planteamientos

Plantea además preocupación ante la problemática de riesgo, amenaza, vulnerabilidad, peligrosidad y exposición de las edificaciones, así como el acelerado crecimiento de la zona urbana en 103 kilómetros cuadrados, invadiendo la base agrícola y verde de la ciudad.

Para revertir la situación, con acciones concretas se ha puesto en marcha la Comisión de “Uso de Suelo, Ordenamiento, Sostenibilidad Ambiental y Cambio Climático” para el nuevo Plan Estratégico de Santiago (PES) al año 2030. Establece que la ausencia de una visión concertada, por lo que se requiere de una permisología integral, en ventanilla única, de todas las entidades del Estado que se encargan de normar y supervisar las construcciones. Llaman a masificar el Plan de Ordenamiento Territorial, con medidas de adaptación al cambio climático, y contener la expansión desordenada del crecimiento urbano.

Piden a empresas respetar normas

El Consejo Estratégico llama a las empresas inmobiliarias y constructoras, y al Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia), a ser más estricto cumplimiento de las normativas de uso de suelo estructurales y de riesgo laboral. Esto incluye que el tratamiento sea en el proceso de tramitación como en la obra propiamente dicha.

Fuente: Miguel Ponce 
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario