Agresión entre directora y conserje de escuela es por viejas rencillas

San Francisco de Macorís.– La trifulca que dejo con parte del rostro desfigurado a la directora de la escuela Eusebio Manzueta, se debe a riñas viejas según manifestaron parientes.

La joven Geiny Altagracia Vargas, hija de la conserje acusada de haber agredida a la directora de la escuela ubicada en la comunidad Cueva, aclara que el incidente ocurrió dentro de su vivienda, desmintiendo así que el hecho hubiese ocurrido dentro del centro educativo.

Vargas señaló que el incidente protagonizado por su madre María Altagracia Jiménez y Maritza Almanzar Burgos, no fue motivado por un conflicto por la instalación de un hidrante, sino viejas rencillas personales.

Indicó que ambas familias estaban en un proceso judicial, supuestamente porque un hijo de la educadora habría abusado sexualmente de una hija de la conserje en el año 2015, por lo que desde ese entonces, Jiménez y Almanzar se habrían enfrentado en reiteradas ocasiones.

Por tal razón, la dirección del Distrito Educativo 07-05, al que pertenece la escuela Eusebio Manzueta, se vio en la obligación de trasladar a Jiménez a otro centro educativo para evitar conflictos en la escuela.

Asegura que su madre y una hermana suya están detenidas de forma irregular, debido a que la maestra tiene «relaciones» dentro del sector judicial.
Se espera que este juves precisamente al cumplirse una semana detenidas, se les conozca medida de coerción por las cortaduras que presenta la educadora.

Fuente: Miguel Montilla
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario