China y la reelección de Danilo

Por Vinicio Castillo Semán.- ¿Tiene el gobierno chino interés geopolítico en que el presidente Medina pueda establecer la reelección indefinida en la República Dominicana? No hay dudas de que en momentos en que el gigante asiático despliega una gran ofensiva política, diplomática y económica en América Latina y el Caribe para establecer influencia en esta parte del mundo, República Dominicana es un objetivo de gran interés.

A once meses de las elecciones los candidatos punteros son el Dr. Leonel Fernández, quien gobernó 3 períodos presidenciales, en los que mantuvo sus relaciones diplomáticas con Taiwán, país con el que tuvimos una duradera relación política y económica, y el Lic. Luis Abinader, candidato puntero de la oposición con su Partido Revolucionario Moderno, que tiene vínculos personales y políticos con altos funcionarios allegados al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Es entendible, pues, que el gobierno chino tenga interés en alentar y apuntalar al presidente Danilo Medina, que rompió relaciones con Taiwán e hizo relaciones con ellos en momentos de una gran confrontación geopolítica con los Estados Unidos. China firmó con el gobierno del presidente Medina un acuerdo de consulta política multilateral.  China fue clave en el apoyo para que RD pudiera ocupar la presidencia del Consejo Nacional de Seguridad de la ONU.

En gran modo eso ha explicado la posición ambivalente del presidente Medina con respecto al tema venezolano. Mientras, por un lado, en la OEA reconoció a Guaidó como el legítimo Presidente de Venezuela, ésta es la hora que mantiene al Embajador de Nicolás Maduro como el legítimo representante del gobierno venezolano.

El gobierno chino, contrario a los Estados Unidos, no tiene entre sus prioridades la defensa de los valores democráticos, puesto que está gobernado por el Partido Comunista Chino, con un presidente vitalicio.  El plan de que el presidente Danilo Medina pueda reformar la Constitución para establecer la reelección indefinida con una dictadura disfrazada de democracia, no es problema alguno para el gobierno chino.

El presidente Medina llevó a gran parte del empresariado nacional a su viaje a China. China está involucrada en préstamos de sectores estratégicos como el energético. Si el tema fuera puramente económico, comercial y de turismo podría decirse con justeza que la relación con China es muy favorable para la República Dominicana.  Pero, si la contrapartida de eso es involucrarnos en su lucha geopolítica con los Estados Unidos en la región y apuntalar un régimen que sepulte la alternabilidad democrática en la República Dominicana y que atente gravemente contra la Constitución por medios corruptos para establecer un modelo tipo Nicaragua, Venezuela o Bolivia, la relación con China puede tornarse peligrosa para la República Dominicana y su estabilidad política y económica en los próximos meses.

Para nadie es un secreto que Estados Unidos está opuesto a una nueva reelección del presidente Medina, fundamentalmente por la política de defensa a la democracia y al Estado de derecho.  En contraposición, China tiene interés en que Danilo permanezca, aun sea a costa de la democracia dominicana.  Y eso no lo podemos aceptar.

Fuente: El autor es dirigente de la Fuerza Nacional Progresista, FNP. 
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario