Con el viento en contra, los danilistas van por la reforma constitucional

Santo Domingo.- Fuentes del más alto nivel del sector del presidente Danilo Medina afirman que tan breve como en esta semana estarían sometiendo el proyecto de reforma a la Constitución para habilitar al presidente Danilo Medina.

Las mismas fuentes dan cuenta de que el gobernante sopesaría el clima que se genere si logra el cambio constitucional y que sería en función de eso que definirá si se presenta o no a las primarias del 6 de octubre.

El Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) está convocado para hoy, y aunque la agenda es para definir el tema de la reserva del 20% que tiene que presentar a más tardar el 22 de este mes ante la Junta Central Electoral (JCE), la posibilidad de que se trate sobre la modificación de la Constitución, se discute al menos en la opinión pública. Sobre esa posibilidad, el sector de Leonel Fernández ha dicho de manera categórica que no debatirá de nuevo el tema, porque fue decidido en el 2015 en un acuerdo rubricado por todos los miembros de la cúpula morada.

El sector de Medina baraja la posibilidad de someter el proyecto al Congreso directamente, sin que previamente sea conocido en los organismos del PLD. Se dice que el proyecto lo someterá el senador de San Pedro de Macorís José (Josecito) Hazim.

Lo que ha dilatado la decisión es que el legislador, junto al senador Pedro Alegría, de San José de Ocoa, evalúan la conveniencia de la vía de apoyo a Medina, si es a través del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) o juramentándose directamente en el PLD. Se ha comentado que ambos prefieren pasar a las filas del partido oficial, pero que finalmente no lo harían porque no podrían garantizarles las plazas desde el PLD y así tendrían que someterse a las primarias.

El danilismo estaría garantizando al menos cuatro plazas senatoriales para sus potenciales aliados, que además de las citadas incluyenlas provincias Sánchez Ramírez y La Altagracia.
El pasado viernes, el partido blanco suspendió una rueda de prensa que había convocado para juramentar esos senadores. También se difundió el rumor que varios diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM) pasarían al PRD.

El pasado jueves, el aspirante a la candidatura presidencial de ese partido, Luis Abinader, denunció que “hay varios grupos tratando de comprar legisladores”. “Le estamos dando seguimiento y eso va a tener consecuencias nacionales e internacionales para el que compra y el que se venda. Tenemos informes de que hay un grupo en eso, vamos a hablar con detalles y pruebas porque se están ofreciendo sumas”, afirmó.

Sobre ese hecho hay versiones de que los opositores a que se modifique la Constitución tendrían videos, audios y otro tipo de pruebas de la supuesta compra de votos para la reforma. El discurso de Abinader sobre el respeto a la Constitución a los leonelistas no les gustó y de inmediato le mandaron fuego, pues el coordinar del proyecto de Fernández, Radhamés Jiménez fustigó “la tenue y frágil postura”.

A pesar de las afirmaciones del sector del presidente Medina de que modificarán la Constitución, hasta el momento, no han dado pasos concretos para llevar a cabo el proyecto.

Crisis política…

Si se cambia la Constitución mediante una imposición y no por acuerdo político, es casi seguro que el PLD se dividirá por la radicalización de Fernández y sus seguidores contra la modificación a la Carta Magna. Por tanto, el partido oficial entra en crisis.

Sin embargo, si esa reforma se aprueba con votos del PRM, cuando esa organización ha dicho y reiterado su línea contraria a la reforma, significaría que alrededor de 20 diputados desobedecerían la línea de la agrupación política, lo que representaría un cuestionamiento a la autoridad del principal partido de oposición.

Probablemente esa organización tendría que enfrentar una campaña de opinión pública del expresidente Fernández y sus aliados que lo asociarían con el gobierno de Medina.
¿Tienen los votos? No, pero…

Según establece el artículo 271 de la Constitución sobre la Asamblea Revisora, para modificar la Constitución se necesitan 148 votos, que es la tercera parte de 222 asambleístas. Hasta ahora, los legisladores que han dicho que no votarán por la reforma suman 104.

En un escenario en el que asistan todos, con 76 votos en contra frenarían la reforma. Para propiciar una sesión en la que no asistan todos los asambleístas y así generar la mayoría que se necesita para aprobar la reforma, los que se ausenten tienen que ser del grupo que votaría en contra, es decir, de los 104, tendrían que cambiar la opinión de 28 legisladores, para apoyo o ausencia.

El expresidente Fernández se reúne con frecuencia con los legisladores de su corriente “para pasar lista”, pues libra una batalla titánica contra la mayoría del PLD que quiere pasar la reforma constitucional a la que dice se opone por principio y porque afecta la democracia del país.

¿Y las condiciones? De mal en peor

Las condiciones políticas y sociales para presentar una segunda reforma a la Constitución con la finalidad de favorecer al presidente Danilo Medina no han mejorado, por el contrario, con el paso del tiempo se añaden factores negativos.

Los últimos elementos vienen del propio gobierno, luego que los ministros Isidoro Santana, de Economía y Antonio Isa Conde, de Energía y Minas, expresaran su rechazo a la reforma y fueron mandados a callar por los promotores de la reelección, Gonzalo Castillo y José Ramón Peralta.

A mediados de semana, el Banco Central, emitió un comunicado en el que rechaza unas críticas del ministro de Economía a la política monetaria, lo que fue difundido por empleados de la Presidencia, lo que pone en evidencia el nivel del malestar que generó la declaración de Santana. De hecho, el funcionario dijo que “ninguna ley, decreto o resolución dice que un ministro de tiene más derecho a la palabra que otro”.

La pasada semana también siguieron las protestas frente al Congreso y se amplían los grupos de rechazo a sectores populares.

Los motoconchistas presionaron con fuerza el acelerador de sus motores para expresar rechazo a la reforma y al día siguiente, el movimiento Rebelde, de Juan Hubieres, se hizo sentir.

También se sumó al rechazo la entidad Juan XXIII y un grupo de personalidades presentaron la Coalición para la Defensa de la Constitución y la Democracia. Ninguna entidad de la sociedad civil ha expresado apoyo a la reforma para la reelección.

Al pasar balance a los pronunciamientos y manifestaciones a favor y en contra de la reforma, no se registran acciones o declaraciones favorables para el cambio constitucional. Solo los seguidores de Medina y funcionarios del gobierno, especialmente los aliados provenientes del Partido Reformista Social Cristiano que insisten en el proyecto de reforma.

Desde el exterior, solo llegan noticias negativas para la reforma, especialmente desde los Estados Unidos, donde los senadores, Bob Menéndez y Marco Rubio, n asumido el discurso en contra y la embajada dijo en un comunicado que su país cree en el respeto a la Constitución para fortalecer la democracia.

Una declaración de apoyo que se volvió en contra fue la de la diputada y hermana del presidente Medina, Lucía Medina, que en un programa de televisión dijo que “estamos en el momento perfecto para perpetuarnos en el poder”. Esas afirmaciones generaron una avalancha de críticas.

¿Un tema nación o Leonel y Danilo?

En la construcción del discurso político a favor y en contra de la reforma, hay voces que afirman que es un problema de lucha de poder entre Leonel y Danilo o solo del PLD y que, por tanto, otros sectores deberían mantenerse al margen.

Sin embargo, el hecho de que la que se pretenda hacer ahora la segunda reforma consecutiva solo para beneficiar al presidente Medina empieza a generar preocupación en sectores diversos de la sociedad.

De hecho, hay quienes advierten que si los impulsores de la reforma logran su objetivo ahora bajo el argumento de la discriminación al gobernante, de que la propia Constitución establece los mecanismos para cambiarla o de que lo “que está bien se deja tranquilo” de Gonzalo Castillo, para el 2024 repetirán la experiencia que inició en el 2015.

Teorías de favorabilidad o no para el PRM

Un discurso recurrente en el debate es que al PRM le convendría facilitar que se cambie la Constitución para la reelección de Medina porque provocaría una división automática en el PLD. Ese sería un escenario ideal para el partido opositor ganar las elecciones ante la crisis que tendría el partido oficial.

Sin embargo, habría que ver las consecuencias políticas que tendría para el PRM apoyar una acción que rechaza el 68% de la población, según la última encuesta Gallup y si en ese escenario logra capitalizar el voto opositor al PLD y específicamente al gobierno de Medina.

Otras reflexionan que si una división en el partido oficial saca a Fernández del PLD y se presenta como candidato en el 2020 por otro u otros partidos, podría desplazar al PRM de la segunda posición, porque sería la figura que polarizaría con Medina y eso le permitiría capitalizar el voto opositor.

En el debate de la Ley de Partidos, específicamente sobre las primarias, el PRM optó por “flexibilizar” para facilitar que se aprobara la ley que en poco tiempo ha generado una avalancha de críticas por las incongruencias y vicios de constitucionalidad.

Ese hecho provocó que el PRM desbaratara el bloque de oposición y una campaña que lo asoció al gobierno por parte de Fernández y los opositores. En septiembre del 2018 el nivel de aprobación del PRM era de 14%, el más bajo desde su aparición en el escenario político.

Hay tiempo, pero deben actuar

Los impulsores de la reforma constitucional todavía tienen tiempo para el proyecto, pero deben pasar de las palabras a los hechos. A partir de hoy hasta el 22 de agosto, fecha límite para inscribir las precandidaturas, quedan 63 días.

En el PLD es el Comité Central el que escoge los precandidatos presidenciales, por lo que es poco probable que esperen a la fecha límite para reunirlo. El 7 de julio arranca oficialmente la precampaña de acuerdo a la Ley de partidos.


Leonel Fernández reunió sus seguidores el pasado miércoles en Funglode.

Leonel Fernández y sus seguidores dentro y fuera del PLD están en sesión permanente y trabajan en la estrategia de parar la reforma a la Constitución. De hecho, el exgobernante ha reducido a casi cero sus viajes internacionales y cancela los compromisos fuera del país cuando la situación lo amerita, como ocurrió con su participación en la Feria del Libro de Madrid, en España, donde presentaría su último libro, “Ideas en Conflicto”. La pasada semana los partidos afines a Fernández fuera del PLD presentaron el proyecto Juntos Podemos para presentar candidaturas congresuales y municipales, según sus puntualizaciones, por las dificultades para las alianzas que genera la cuota de solo 20% con los partidos mayoritarios. Ese sector político tiene un bombardeo permanente de información sobre el respeto a la Constitución.

Pronto
En cualquier momento yo hablo con ustedes, está llegando el tiempo”, fue la última declaración de Medina referente a la reelección”.

Firmeza
Nada detendrá nuestra defensa de la Constitución y la estabilidad democrática en la República Dominicana”, Leonel Fernández

Fuente: Yanessi Espinal / El Caribe
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario