La muerte de Nery deja incertidumbre

Santiago.- Nery Gil Ferreira, la mujer que previo a su muerte colgó un video en que denunciaba negligencia en el hospital de seguro social presidente Estrella Ureña, tenía seis años residiendo en el barrio Pastor de Bella Vista, donde tenía a su cargo el cuidado de diez niños.

Una semana antes de su deceso, la dama había informado a sus vecinos de su situación de salud y que nuevamente debía presentarse al centro hospitalario para ser tratada, pues el asma y los problemas de diabetes la estaban consumiendo. Compartía una modesta vivienda con su pareja, solo conocido como Ramón, y su hija más pequeña, Angélica Cabrera, que con su muerte quedó deshabitada. Con Ramón llevaba seis años de relación.
Nery Gil Ferreira, de 46 años, también era madre de otros tres hijos, Leticia Santana, de 27 años, residente en Esperanza, provincia Valverde; Anderson Gil, de 23 y quien vive en Guayubín, de Montecristi, y César Osoria, de 19, todos procreados con distintas parejas.

Dolor familiar

Osoria tuvo que venir desde los Estados Unidos para participar en los oficios religiosos, previo a ser sepultada la pasada semana en un cementerio del municipio de Esperanza, de donde era oriunda.
“Aunque mi madre era nativa del municipio de Esperanza, tenía ya como veinte años trabajando y viviendo en Santiago. Desde cuidar a niños, que era lo que hacía actualmente, hasta laborar en una heladería. Era una mujer muy trabajadora”, apuntó Leticia Santana, hija de Nery Gil Ferreira. Su actual pareja decidió regresar a su natal San Pedro de Macorís, después de la situación.

Leonardo Espinal, es un vecino de Nery y al igual que decena de familias que acuden a recibir atenciones o llevar pacientes al hospital del Seguro Social, cuenta de las precariedades y la pobre calidad de la atención de los que están para ofrecer los servicios.

Piden a las autoridades esclarecer el caso

“Yo mismo sufrí en carne propia con un primo que lo llevamos desde La Placeta en San José las Matas. Tenía que ser operado y como no lo hicieron, lo despacharon y murió cuando nuevamente lo llevábamos de camino”, afirmó Leonardo Espinal. También los hermanos de Nery Gil Ferreira han salido al frente y piden a las autoridades esclarecer el caso.

Fuente: Miguel Ponce
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario