Doñé: Un adiós al técnico y conciliador

Santo Domingo.- Durante el sepelio de Nelly Manuel Doñé ayer tarde hubo una frase de consenso y que definió su vida dentro del movimiento deportivo.

“Él era el único de nosotros, los olímpicos, escuchado y obedecido por los clubes, asociaciones, federaciones y hasta en nuestras reuniones dentro del Comité Olímpico, se ganó el respeto de todos, a base de sinceridad y de trabajo.

“Con la ida de Doñé quedamos a oscuras, sin ese faro que tantas veces nos arrojaba las soluciones de los problemas porque todos creíamos en él, porque sus posiciones nunca buscaban objetivos personales, sino la verdad y lo más conveniente para el deporte”, atribuyó el presidente del COD a los atributos del fallecido técnico que durante décadas estuvo en la planificación  de las diferentes delegaciones dominicanas. Falleció la madrugada del lunes de un infarto a los 76 años de edad.

Doñé, dirigente de la vieja guardia, desde los años sesenta, aparece en las organizaciones de Juegos Nacionales, Centroamericanos y del Caribe, Panamericanos y de cualquier índole nacional o internacional que se haya realizado en el país; así como de las delegaciones locales en el exterior.

Los restos mortales de Doñé, quien a la hora de su muerte contaba con 75 años de edad, fueron sepultados ayer tarde en el Cementerio Cristo Redentor, luego de ser expuestos en la Funeraria Blandino, en la avenida Abraham Lincoln; y en el club Mauricio Báez, su casa.

De igual manera, el ministro de Deportes, Danilo Díaz valoró los aportes de Doñé al deporte olímpico, de quien dijo será un referente permanente para la dirigencia y la sana convivencia del sector deportivo.

El doctor José Joaquín Puello, presidente Advitam del COD, dijo que pocos dirigentes han tenido la entrega y amorío con el deporte como ocurrió con la vida de Nelly Manuel Doñé.

“Las horas de trabajo que Doñé le brindaba al deporte eran equivalente a su vida misma, su vida era el deporte y así murió”, dijo Puello.

Chiguete.
José Luis Suero (Chiguete) en un quejumbroso escrito despedida, le llama “maestro” en nombre de muchos de su generación que aprendieron de él a ser libre en sus criterios.

Legado.
Doñé fue un conocedor de las reglas y la ética del deporte local e internacional, creando documentación valiosas de los principales eventos del país.

Fuente: Listin Diario
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario