“En la medida que crecen los servicios aéreos crece el turismo”

Santo Domingo.- República Dominicana mantiene una amplia apertura para el transporte aéreo a través de sus cielos, un componente vital para la economía, especialmente para la industria turística, que es uno de sus pilares.

El país ha suscrito 76 acuerdos de servicios de transporte aéreo, 40 de los cuales se habían firmado antes que Luis Ernesto Camilo presidiera la Junta de Aviación Civil (JAC). En lo que va de su gestión se han suscrito 36 acuerdos y hay otras noticias positivas en marcha.

La última o más reciente respuesta que llegó fue la de Antigua y Barbuda, quien estuvo de acuerdo con todos los detalles que se estuvieron afinando. Con ese país, además de firmarse un acuerdo de transporte aéreo se cuenta la inauguración de la embajada dominicana, según los datos ofrecidos a este periódico.

¿Cuáles parámetros se toman en cuenta para determinar que con un país equis hace falta firmar un acuerdo de servicios aéreos?

Casi siempre se parte de la demanda que hay. Normalmente es a requerimiento de uno de los países, que ve un aumento en la frecuencia de viajeros y a lo mejor no hay vuelos directos de ese país, por lo que se hace necesario crear las condiciones para ello. Por ejemplo, de Antigua y Barbuda tienen que hacer una escala en Puerto Rico, en Bahamas o en Curasao para llegar a Santo Domingo.

Los acuerdos tienen sus formalismos. Por ejemplo, si yo lo firmo debe ser con un poder especial del Presidente de la República; el canciller puede firmarlos también y el mismo presidente del país. Luego de firmados, los acuerdos van al Tribunal Constitucional, para verificar que en nada contravienen la Constitución; pasa al Congreso Nacional y luego a la Presidencia para la promulgación, que es la parte final. Mientras esos pasos se dan, se establece un memorándum de entendimiento de aplicación inmediata para no tener que esperar la legalización total de todos los pasos que hay que dar en ese sentido. Eso facilita a las líneas aéreas solicitar sus permisos de operaciones (cuando se trata de líneas aéreas internacionales) y si son locales, sus certificados económicos, e inmediatamente comienzan a pedir sus enmiendas a sus certificados. Las enmiendas son para cuando se trata de vuelos regulares.

¿Hay una relación directa entre acuerdos que se firman y el incremento del turismo hacia nuestro país?

Claro. Por eso tú ves que cada año hay un flujo mayor hacia este lado. Tenemos una política de cielos abiertos y en esos acuerdos de los que te hablo, son casi todos de cielos abiertos.

¿Qué tan importante es el marco jurídico legal en estos casos?

Es bastante importante. Tanto, que la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) año tras año realiza una actividad que es de suma importancia, como es la Negociación de Servicios Aéreos, conocido por sus siglas ICAN. En 2018 se realizó en Nairobi, Kenia, y ahí firmamos nueve acuerdos de servicios aéreos. El año antepasado fue el de Colombo, Sri Lanka, y ahí firmamos ocho.

¿Hay algo más en el camino; algo nuevo para República Dominicana?

Bueno, hace poco estuve reunido en Francia con el ministro de Turismo de Marruecos y con el director general de Aeronáutica Civil y ellos están viendo de manera seria la posibilidad de establecer una ruta aérea de Marruecos hacia la República Dominicana. Nosotros somos facilitadores de estos procesos.

Todas las proyecciones apuntan a que el tráfico aéreo será cada vez mayor en el mundo, y nuestro país no escapa a eso. ¿Cuál es el principal reto, de cara a esas proyecciones?

Yo siempre me fijo más en la media mundial. Si nosotros estamos creciendo por encima de la media mundial, vamos bien. Y la media mundial ronda el 3.5%. Nosotros llevamos una proyección de 6% este año en la llegada de pasajeros. La llegada de turistas es casi siempre una cifra más alta. El año pasado superamos la cifra de los seis millones de turistas.

Usted ha calculado que el aporte de la aviación al Producto Interno Bruto dominicano es del 3.8%. ¿Eso es mucho, es poco. Dónde deberíamos estar como país?

Eso es mucho. En la medida que el flujo sube, el aporte también. Pero un 3.8% para un solo sector, es un número considerable. Recuerda que el turismo aporta entre 21 y 23% y el hecho que de eso casi un 4% sea de transporte aéreo es una cifra respetable. No todo rubro productivo, en términos económicos, da esos indicadores. De manera indirecta el aporte se acerca al 7%.

¿Hay un área más importante que la otra dentro de la Junta de Aviación Civil que usted dirige?

Bueno, yo digo que el área de Transporte Aéreo es la espina dorsal de la Junta, aunque tenemos las áreas administrativas, secretaría y el mismo pleno de la Junta, que está integrado por gente de mucho conocimiento y prestigio.

¿Es este el momento en que el sector de la aviación está más cohesionado en República Dominicana?

Te puedo decir que tengo unas relaciones excelentes con el doctor Alejandro Herrera, director del Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC), y qué decir de la que tenemos con Marino Collante, director del Departamento Aeroportuario. Ahí hay que mencionar al general de Brigada de Defensa Aérea Aracenis Castillo, que está al frente del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria, una institución que ha presentado credenciales de un 97% en la última auditoría. Con el sector privado hay unas relaciones igual de armoniosas. Hemos venido a ser facilitadores y eso ha hecho que todos los procesos caminen sin contratiempo. Yo trato siempre de aplicar lógica y sentido común. Y en la lógica me dicen que los equipos armoniosos siempre ganan; por eso digo que tengo que trabajar por la armonía y cohesión de este sector. Y tengo claro que los Estados son reguladores y facilitadores.

¿Qué tiempo lleva al frente de la Junta de Aviación Civil?

Llevo tres años y nunca se ha aprobado una sola resolución con un voto disidente, de las centenares que se aprueban en el pleno, aunque en democracia puede haber votos disidentes en una votación. Eso es normal en democracia.

¿Le sale muy costoso al país el internacionalismo?

Sale caro estar presente en todo el escenario internacional, pero tú no puedes estar al margen del mundo. Esto es una aldea global y no puedes estar al margen de lo que pasa con emisores de turistas, que son Francia, Alemania, los Estados Unidos, Canadá y otras naciones.

¿Cómo va caminando el acuerdo suscrito con China Popular?

Tuvimos esta semana una reunión con la cuarta línea más grande de ese país, de las otras tres que nos visitaron (que son estatal), que en este caso es una línea aérea privada. Ellos han ido avanzando mientras tanto con negociaciones de códigos compartidos. Ellos tienen conversaciones importantes con Jet Blue y en Canadá con varias líneas áreas, para comenzar con vuelos de China, vía Canadá, y vía EE.UU tienen otros lugares.

Fuente: Martín Polanco / El Caribe
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario