La televisión en vivo no está para celebración

Santo Domingo.- República Dominicana es de los pocos países en el mundo que transmite segundo a segundo y en tiempo real televisión en vivo, práctica muy usual en los programas de entretenimiento, los que han ido perdiendo espacio en la televisión local.

El público aún no terminaba de reparar la decepción que produjo el cambio de “Chévere Nigts”, conducido por Milagros Germán, de diario a los domingos por Telesistema, cuando “Divertido con Jochy”, una de las producciones mejores valoradas y aceptadas, por más de 20 años en la televisión nacional, realizaba su última transmisión en vivo, el pasado domingo, por Telemicro, canal 5.

Hasta el momento Jochy Santos, su conductor, continuaría por el mismo canal, con un formato más condensado de 10:30 a 12:00 de la medianoche y previamente grabado. Ricky Santos, el productor del espacio, dijo valorar y agradecer al personal que, cada domingo, se embarcaba junto a él a sacar tres horas de programa en vivo. Tras la salida de Edilenia Tactuk, el joven se estrenó como productor general en el oficio y logró buenos resultados con el espacio.

 “Hacer televisión en vivo ha sido un gran aprendizaje porque te preparas para las eventualidades y ahí es donde se demuestra si tienes madera para trabajar”, revela.

Con respeto al cambio, Santos asegura que optaron trabajar con una nueva experiencia, que de seguro será muy interesante para el público.

Problemática
Pero en sentido general la televisión de producción local, esa que representa nuestra identidad, que se realiza en vivo y que, por años, ha sido una casa para la difusión del arte dominicano, ha ido perdiendo espacio ante producciones internacionales.

Para gente conocedora de la problemática como Iván Ruiz, Ángel Puello y Ericko Zapata, experimentados hacedores de programas de televisión, existen diferentes razones que han colocado a las producciones de entretenimiento en “jaque mate”.

Según Ruiz, productor de “El Show del Mediodía” (Color Visión) se preparó el cambio específicamente para el tsunami de las redes sociales y la televisión streaming o por internet.

“Creo que la industria debe cambiar con el tiempo y las tendencias. Ya el entretenimiento se mudó a las redes y entró la era de la convergencia. Es una especie de “coopeticion” (cooperación y competición). Las redes quisieron canibalizar a la televisión, y ahí surge la convergencia, es decir la fusión de ambas. Ya no es tan atractivo colocar un artista para hacer lo mismo que la gente encuentra en Youtube, entonces hay que voltear el pastel y mostrar otros matices que despierten emociones, para generar interés. Quien no se monte en esta ola, quedará atrás o desaparecerá”.

Ruiz cree que la televisión en vivo debe parecerse a la gente y a los tiempos actuales.

“La TV en vivo debe parecerse a la gente, a los tiempos, y cambiar al ritmo de la velocidad de hoy. En mi caso, vi lo que venía, con estas plataformas de Netflix, Youtube y redes socialesÖ Llegó la era de la información inmediata, con rapidez, y alimentada de las redes, para luego hacer impacto con credibilidad, y que las redes capturen mi contenido. La TV debe parecerse a su tiempo y a su gente. Ahí está el éxito, y la clave es conectar emocionalmente con el teleauditorio”.

Ángel Puello, quien fuera por muchos años productor de “Sábado de Corporán” y creador del personaje “Isha” y su programa infantil “El club de Isha”, trabaja en un libro en donde devela el comportamiento de la televisión dominicana.

Entre los planteamientos, revela como un grave problema la  programación enlatada, la falta de unidad entre los productores locales y sobre todo, la falta de actualización en tiempos de tecnología.

ÁNGEL PUELLO
Opinión. “La TV local ha entrado en una crisis que está motivada por varios factores: Los programas realizados en el extranjero muchas veces resultan más rentables para los propietarios de plantas televisoras, ya que pueden comprarlo y difundirlo varias veces, se ahorran dinero en pago de electricidad o de personal técnico, de producción y conducción, pero la verdad es que no se identifican con el televidente y con los anunciantes, como lo hace la producción criolla.

Ha faltado unidad en los productores de televisión para lograr ser mejor valorados y las asociaciones de productores, han formado una especie de grupo élite de productores, que se manejan con rating y que por sus múltiples ocupaciones no tienen tiempo para que dichas asociaciones logren objetivos a favor de la televiisón”.

Fuente: Ynmaculada Cruz Hierro 
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario