En menos de un mes Marlin Martínez pudiera quedar en libertad

Hoy falta menos de un mes para que Marlin Martínez, condenada por el caso de la muerte de la adolescente Emely Peguero, pueda optar por recobrar su libertad debido a que se cumplen los dos años a que fue reducida su condena de cinco que originalmente les fueron dictados en primera instancia.

Martínez, quien fue condenada originalmente por sustracción de menores y ocultamiento del cadáver de la adolescente, fue favorecida por la Cámara Penal de la Corte de Apelación de la provincia Duarte por entender que el Ministerio Público no pudo comprobar que incurrió en estos cargos.

Sin embargo, la libertad de Martínez pudiera verse afectada debido a que la medida dictada en apelación será recurrida ante la Suprema Corte de Justicia, según confirmó una fuente de entero crédito a El Nuevo Diario.

“El Ministerio Público y la parte querellante están trabajando en la redacción de un recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia, en contra de la decisión de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de San Francisco de Macorís pidiendo la revocación de la misma, por violación a la ley”, dijo la fuente.

El siete de noviembre del 2018 el Segundo Tribunal Colegiado de San Francisco de Macorís dictó 30 años de prisión contra Marlon Martínez y cinco a su madre Marlin, por la muerte de la adolescente embarazada Emely Peguero, de 16 años de edad.

Sin embargo, el 15 de mayo de este año la Cámara Penal de la Corte de Apelación de esa ciudad redujo la pena a dos, los cuales se cumplirán el primero de septiembre, fecha en el que el 2017 la jueza Yudelka Buret Marcano, del Juzgado de Atención Permanente de allí, le dictó su primera medida de coerción, consistente en tres meses de prisión preventiva.

Muerte de Emely Peguero

Emely Peguero desapareció el miércoles 23 de agosto del 2017 de Cenoví, en San Francisco de Macorís, después de salir junto a su novio, Marlon Martínez, hijo de Marlin.

Su cadáver fue hallado el 31 de agosto del mismo año en la carretera de La Guama, municipio Cayetano Germosén, en Espaillat, en una maleta y envuelto en fundas plásticas.

Según dijo el Ministerio Público, la joven murió por hemorragia tras practicarle un aborto y también debido a un golpe contundente en la cabeza.

Fuente: El Nuevo Diario
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario