¿División en el danilismo?

Por Vinicio A. Castillo Semán.- El lanzamiento de la precandidatura presidencial de Gonzalo Castillo, apoyado por el Presidente Danilo Medina, amenaza con tener los efectos de un bumerang político.  La división y el disgusto en las filas de la corriente que sigue al Presidente Medina toma cuerpo dentro de los seis precandidatos de su sector, encabezado por el secretario general del PLD y presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez.

El Presidente Medina tiene ante sí un trance muy difícil. Quiere imponer a Gonzalo Castillo y que éste salga arriba de los seis restantes candidatos de su sector, en encuestas que mandará a hacer faltando un mes para las primarias del 6 de octubre, y para ello tendrá que dar luz verde para aplastar con grandes recursos a seis precandidatos que le han sido leales políticamente y que, en la mayoría de los casos, tienen más rango y méritos políticos que su delfín Gonzalo Castillo.

Será imposible para Gonzalo Castillo superar a Reinaldo Pared, Francisco Domínguez Brito, Andrés Navarro, Amarante Baret, Temo Montás y Radhamés Segura, si no es con el uso del poder que sólo puede ser autorizado por el Presidente Medina.  Esto ya está creando serios disgustos y problemas en el danilismo y en el propio Comité Político del PLD.

En el lanzamiento de la precandidatura de Gonzalo Castillo no había ninguna figura importante del PLD; sólo Rubén Bichara, que es actualmente Administrador de la CDEEE, aparece como su jefe de campaña, como una señal de que el Presidente Medina está a su favor. 

Desde el punto de vista político y personal, Reinaldo Pared se entendía era el relevo natural de Danilo Medina en el danilismo.  Reinaldo fue el hombre decisivo para inclinar la balanza en el año 2001 a favor de Danilo Medina, en momentos en que se discutía la hegemonía del PLD con Jaime David Fernández Mirabal.  A partir de ese entonces, como secretario general, Reinado ha sido la persona más cercana y de más rango partidario del grupo Danilo Medina.

Reinaldo, igualmente, fue el apoyo decisivo de Danilo para impulsar la reforma constitucional en el año 2015, impuesta a Leonel Fernández en la famosa reunión de Juan Dolio.  Para Reinaldo Pared, que ya ha sido apoyado por 22 senadores, que su amigo el Presidente decida aplastarlo para apoyar a Gonzalo Castillo constituye un hecho incomprensible desde el punto de vista político y personal.  Nadie en el danilismo entiende ni comparte lo que está haciendo el Presidente Medina.  La mayoría teme enfrentarlo públicamente por temor a retaliaciones. Temen que la estrategia con Gonzalo pueda concluir en una aplastante derrota frente al doctorLeonel Fernández.

Es un acto de gran miopía política creer que Gonzalo Castillo podrá  superar a los seis precandidatos de su sector en un mes, para en el mes subsiguiente ganarle unas primarias abiertas con todo el electorado al doctor Leonel Fernández, para después de obtenida la candidatura vencer al licenciado Luis Abinader, el candidato puntero de la oposición.

Fuente: El autor es vicepresidente de la Fuerza Nacional Progresista
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario