Nueva York aprueba ley protege indocumentados del acoso de ICE

Nueva York.- El gobierno del estado de Nueva York continúa con sus esfuerzos por arropar a la comunidad inmigrante del estado.

Luego de aprobar la controversial, pero también celebrada ley que otorga licencias de conducir a indocumentados hace unas semanas, la oficina del gobernador Andrew Cuomo promulgó un proyecto de ley que protege a los trabajadores inmigrantes contra la discriminación, acoso y represalia por parte de sus empleadores.

La auspiciadora de la ley, La Fiscal General Letitia James aplaudió la decisión del gobernador, diciendo en un comunicado: «No hay lugar para ningún tipo de acoso, intimidación o abuso en el lugar de trabajo».

La oficina de la Fiscal, que presentó e impulsó el proyecto de ley, ha recibido varios informes creíbles de empleadores que amenazan a los trabajadores inmigrantes con una posible deportación por defenderse a sí mismos.

Sin embargo, ahora esto será castigado bajo la nueva ley, que ya fue aprobada en la legislatura de Nueva York y por el gobernador. Empleadores que amenazan con llamar a ICE o acosen a sus empleados se enfrentarán a 3 meses de prisión y hasta 20 mil dólares de multa.

De acuerdo a informes, los inmigrantes tienen más probabilidad de ser víctimas de robo de salarios, acoso sexual, clasificación errónea y violaciones de seguridad en el lugar de trabajo que los ciudadanos nacidos en Estados Unidos.

Así mismo, cada año, 6.5 millones de trabajadores indocumentados sufren robo de salarios y, según un estudio histórico, casi el 40 por ciento de los inmigrantes indocumentados reportaron haber sufrido robo de salarios en la semana anterior.

Pero el miedo a las repercusiones mantiene en silencio a muchos trabajadores explotados. En una encuesta realizada en 2009 sobre los trabajadores de la industria cárnica de Iowa, el 91% respondió que las mujeres inmigrantes no denuncian los casos de acoso sexual o violaciones en sus lugares de trabajo.

«Los inmigrantes de Nueva York han enfrentado históricamente abusos de empleadores discriminatorios,» dijo la Senadora Estatal Jessica Ramos, una de las promotoras de la ley.

«Especialmente cuando nuestros vecinos enfrentan constantes amenazas de redadas de ICE por parte del gobierno federal, es de suma importancia que todos estén seguros en el lugar de trabajo,” agregó la senadora Ramos. “Los inmigrantes deben poder trabajar sin la amenaza de ser atacados por sus empleadores debido a su estatus migratorio”.

El departamento de trabajo de Nueva York está llamando a los trabajadores a denunciar casos de acoso, y ha informado que desde el 2016 han impuesto más de 250 mil dólares en multas a empleadores abusivos, aún si haberse promulgado la ley.

Fuente: Agencias
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario