¿Premio al transfuguismo?

Por Vinicio Castillo Semán.- Uno de los propósitos de la nueva Ley Electoral y de todo el debate de las reformas que en materia electoral se han discutido en los últimos años es el de la idoneidad e integridad de los padrones de militancia de los partidos políticos que hasta el momento han sido un foco de disturbios internos y de transfuguismo.

De cara a las primarias abiertas escogidas como método por el Partido de la Liberación Dominicana para elegir sus candidatos, esta organización adoptó por decisión de sus órganos directivos, que fuera el Padrón General de Electores de la JCE el que fuera convocado para dichos fines.

El mismo día su oponente PRM va a acudir a elegir sus candidatos con un padrón de dirigentes y militantes de 1.3 millones, que ha sido ya debidamente depositado ante la JCE.

La situación de coexistencia de primarias abiertas y primarias cerradas el mismo día, a la misma hora, plantea las siguientes interrogantes: ¿Puede teóricamente el 1.3 millones de dirigentes y militantes del PRM participar en la escogencia de los candidatos del PLD? ¿De qué valdría haberse inscrito en un partido político y ser dirigente de ese partido, si opcionalmente puedo también, si así lo quiero, votar por otro partido contrario? ¿Moral y jurídicamente, puede justificarse que toda la dirigencia del PRM esté habilitada legalmente para a su discreción participar en la del PLD? Otra pregunta: ¿Deben los 7 mil precandidatos del PLD hacer campaña hasta el 6 de octubre dentro de la militancia de su oponente PRM para conquistar sus votos en las distintas demarcaciones del país? Evidentemente, jurídica y moralmente es un absurdo que fomentaría el caos, la anarquía y el transfuguismo que la militancia del PRM, o de los demás partidos cuyos padrones estén depositados en la JCE, puedan intervenir en las primarias abiertas del PLD.

La Junta Central Electoral tiene una manera simple y técnicamente posible para evitar esta aberración jurídica y moral, ordenando a su departamento técnico segregar del Padrón General de la JCE el 1.3 millones del padrón del PRM depositado ante el organismo electoral, así como los demás partidos que hayan cumplido con tal requisito.

De no hacerlo, ambos partidos podrán influir e intervenir de manera distinta en la elección de su candidatura a nivel nacional.

¿Cómo influiría el PRD y el gobierno en las del PRM? Llevando a votar a las del PLD militantes o simpatizantes inscritos en el PRM.

Con ello reduce la votación del candidato que se quiere perjudicar, que en este caso es obvio que sería Luis Abinader, para fortalecer la candidatura de Hipólito Mejía, aliado abierto ya, del presidente Medina.

Igualmente, en las del PLD podría influir el PRM mandando a sus militantes o simpatizantes a votar por determinados candidatos del partido morado que les interesen, por ser más débiles en unas elecciones generales, tanto en la presidencial como a nivel congresual y municipal.

Todos queremos que la JCE triunfe, pero no puede permitir premiar la doble militancia, el caos y el transfuguismo el 6 de octubre.

Fuente: El autor es dirigente de la Fuerza Nacional Progresista
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario