Reid Cabral se aprieta de casos podrían ser dengue

Santo Domingo.- Entre 18 y 20 pacientes febriles sospechosos de dengue recibe diariamente el hospital Infantil Robert Reid Cabral, la mayoría en condiciones de cuidado y algunos de sumo cuidado, de los cuales 60 por ciento son referidos de otros pueblos o de centros de la capital públicos y privados, donde no hay unidades de cuidados intensivos.

  El pasado domingo se registró en este hospital el fallecimiento de otros dos menores. Se trata de dos niñas, una de un año, procedente de San Juan, y la otra de cuatro años, de San Cristóbal, con diagnóstico de posible dengue, hasta su confirmación por auditoría médica, con lo que se elevan a 30 las muertes sospechosas ocurridas en ese centro en lo que va de año, fruto de la epidemia que ya afecta al país.

El fin de semana, en el Reid Cabral fueron recibidos 59 casos sospechosos de la enfermedad; ayerlunes permanecían ingresados 38, lo que mantiene la capacidad del hospital, tanto en la emergencia como en el internamiento, desbordadas, conforme a datos obtenidos extraoficialmente en el centro.

Desde el interior, los pacientes referidos están llegando desde San Cristóbal, Baní, Barahona, Azua, San José de Ocoa, Jimaní, La Romana, Haina, Boca Chica, y de diferentes sectores de la capital como Villa Mella, Pantoja, Los Frailes, San Luis, Villa Francisca y Los Alcarrizos, tanto de centros públicos como privados. La condición varía en de cuidado, de sumo cuidado, estable, grave y muy grave.

La enfermedad. 
El dengue es una enfermedad infecciosa causada por el virus del dengue, del género flavivirus que es transmitida por mosquitos, principalmente por el Aedes aegypti. Existen 4 tipos del virus de dengue.

La infección causa síntomas gripales y, en ocasiones, evoluciona hasta convertirse en un cuadro potencialmente mortal, llamado dengue grave o dengue hemorrágico. Los síntomas son fiebre alta, sarpullido y dolor en los músculos y las articulaciones.

En los casos más graves puede haber hemorragia profusa y un shock, que pueden llevar a la muerte.

Fuente: Doris Pantaleón / Listin Diario
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario