Bolsonaro mejora "progresivamente" y tolera dieta oral tras cirugía

Sao Paulo.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, presenta este sábado una "mejora progresiva" en su estado de salud y aceptó "muy bien" la dieta líquida que retomó la víspera, tras la operación a la que fue sometido hace casi una semana, la cuarta desde que sufrió una puñalada durante un mitin electoral.

El mandatario "continúa presentando una mejoría clínica progresiva" y "permanece sin dolor, ni fiebre y con una mejora de los movimientos intestinales", según el último boletín del Hospital Vila Nova Star, el centro médico privado de Sao Paulo en el que está ingresado desde el pasado sábado.

Los médicos resaltaron que Bolsonaro ha tolerado "muy bien" la dieta líquida oral que se le volvió a aplicar el viernes, la cual había sido suspendida el pasado lunes después de que su tránsito intestinal experimentó una mayor lentitud de la normal debido a una "distensión abdominal" tras la cirugía.

Ese día también se le retiró la sonda nasogástrica, que le servía para drenar líquidos y aire del intestino.

No obstante, han decidido mantener, al menos hasta hoy, la alimentación por vía intravenosa, como complemento para alcanzar la cantidad de calorías necesarias en el día.

El gobernante brasileño, de 64 años, continúa con los ejercicios de fisioterapia "respiratoria y motora", con paseos esporádicos por los pasillos del hospital y "visitas restringidas", de acuerdo con el boletín.

El equipo médico espera poder introducir una dieta cremosa entre la noche de este sábado y mañana domingo, aunque todo dependerá de la evolución en las próximas horas del jefe de Estado.

Bolsonaro fue sometido el domingo pasado a su cuarta operación desde que fue apuñalado el 6 de septiembre de 2018 mientras era cargado a hombros por una multitud en la localidad de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais (sureste).

La cirugía del domingo tuvo como objetivo corregir una hernia surgida por el debilitamiento muscular provocado por las tres cirugías anteriores en el abdomen.

El presidente tenía previsto reasumir sus funciones esta semana, pero los médicos ordenaron posponer su vuelta al trabajo al menos hasta el próximo martes, cuando podría retomar sus actividades desde un despacho en el hospital, mientras espera recibir el alta, para la que aún no hay fecha prevista.

"Mantenemos expectativas positivas en relación al alta, pero hay que considerar que la evaluación final es del cuerpo médico y ésta estará vinculada a la mejora definitiva del presidente", indicó a los periodistas el portavoz de la Presidencia brasileña, Otavio Rego Barros.

A pesar de su hospitalización, Bolsonaro se mantiene activo en las redes sociales, su principal herramienta de comunicación con los brasileños, y este sábado celebró en un tuit que Brasil recibió la autorización para exportar productos lácteos a Egipto.

Fuente: EFE
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario