Fiscalía de Ecuador acusa al ex vicepresidente del delito de malversación

Quito.- La Fiscalía General de Ecuador acusó este lunes al exvicepresidente Jorge Glas por el presunto delito de peculado o malversación de fondos públicos en la adjudicación para la exploración y explotación de un campo petrolífero en la Amazonía, en 2012, cuando él era responsable hidrocarburífero.

La fiscal general del Estado, Diana Salazar, acusó a Glas y a otros catorce procesados del mismo delito en una audiencia preparatoria de juicio que se inició por la mañana en una sala de la Corte Nacional, presidida por el juez de garantías penales Iván Saquicela, quien declaró la validez del proceso tras desestimar los argumentos de la defensa que había pedido la nulidad del mismo.

El juez Saquicela, tras más de siete horas de haber sido instalada, suspendió la audiencia y anunció su reinstalación mañana, martes, en una sala de la Corte Nacional de Justicia, en Quito, según informó el Ministerio Público en su cuenta de Twitter.

La audiencia versa sobre el denominado caso Singue, nombre del campo petrolífero que fue adjudicado presuntamente de manera irregular cuando Glas se desempeñaba como ministro coordinador de Sectores Estratégicos y era presidente del Comité de Licitación Hidrocarburífera.

Entre los procesados figuran el exministro de Hidrocarburos y exgerente de la empresa pública Petroecuador Carlos Pareja, y Wilson Pástor, extitular de Recursos No Renovables.

En 2012 la Secretaría de Hidrocarburos, el consorcio Dygoil Consultora y Servicios Petroleros Cía. Ltda., y la firma Gente Oil Development LLC (DCG) suscribieron un contrato de prestación de servicios para la exploración y explotación de crudo en el bloque Singue.

La Fiscalía sospecha de que los antiguos responsables junto a una docena de procesados estarían involucrados en la adjudicación presuntamente irregular del contrato al consorcio DGC.

La entidad presume de un perjuicio económico al Estado por más de 28 millones de dólares.

Las investigaciones se iniciaron hace dos años con base en un informe que contenía indicios de responsabilidad penal y fue elaborado por la Contraloría del Estado.

El documento analizó el contrato de prestación de servicios para la exploración y explotación en el mencionado bloque, que reveló aparentes irregularidades en la negociación y firma entre el Estado ecuatoriano y el Consorcio Dygoil y DGC.

Varios de los abogados de los procesados adujeron en la audiencia preparatoria de juicio que el informe que elaboró la Contraloría debía ser declarado como nulo por ser extemporáneo, haber superado el plazo establecido e incluso que podría haber indicios de inconstitucionalidad, argumentos que descartó el juez.

La Corte Nacional dictó en marzo pasado una orden de prisión preventiva, con fines de investigación, por el presunto delito de peculado contra Glas, que se encuentra desde hace más de dos años en prisión y fue condenado a finales de 2017 a seis años de cárcel por el delito de asociación ilícita en la trama de sobornos Odebrecth.

El exvicepresidente, que fue electo en binomio con el actual presidente, Lenín Moreno, en abril de 2017, también es investigado por otro caso denominado sobornos 2012-2016 ante la sospecha de su vinculación en delitos como cohecho, asociación ilícita y tráfico de influencias.

Fuente: EFE
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario