Danilo despide a su padre con emotivos elogios sobre su vida

Santo Domingo.- Como un “luchador, fajador, decente y seguidor de Dios”, fue definido, durante su sepelio, el señor Juan Pablo Medina, padre del presidente de la República, Danilo Medina, y de la diputada por San Juan de la Maguana, Lucía Medina.   

El padre del jefe de Estado falleció el pasado domingo en la mañana a la edad de 101 años, por varias complicaciones de salud y fue sepultado alrededor del mediodía de ayer en el cementerio Cristo Redentor.

Durante la ceremonia fúnebre, el presidente Medina agradeció a los cientos de personas que asistieron al entierro y al velatorio en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln, donde los restos permanecieron desde la tarde del domingo hasta la mañana de ayer.

Luego Medina procedió a describir todas las enseñanzas que le dejó su padre, a quien definió como un “guerrero”.     

“Mi papá fue un guerrero, luchó decididamente contra la muerte, pero al final no hay nadie que pueda vencer a la muerte, también cayó”, lamentó el presidente Medina durante los funerales.

Sostuvo que en los últimos seis años su padre sufrió de muchos problemas de salud que llevaron a realizarse un procedimiento que no aguantó y que lo mantuvo 38 días interno en la unidad de cuidados intensivos del Centro de Diagnóstico Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat).

“Mi papá luchó contra una enfermedad durante muchos años y mucha gente siempre decía que lo peor era la edad, pero estuvo cerca de seis años postrado. Comenzó perdiendo la locomoción y después la voz, pero se mantuvo vivo, luchando. Cada vez que los médicos nos decían que ya no iba a resistir, vencía y ahí quedaba y se quedaba con nosotros porque él era el centro de esta familia”, reflexionó Medina sobre lo que significó su padre para él y cómo influyó en su vida.

“Tronco” de su familia
Con el recuerdo presente de cuando su madre falleció, el mandatario recordó cómo fue la transición después de su muerte y cómo su padre se convirtió en el “tronco” de su familia.

“Cuando murió mi mamá siempre nos reuníamos todos en la casa de mi papá y mi mamá, y yo pensé, bueno se murió mamá probablemente ya la familia se va a desintegrar..., y no, seguimos igual, tal vez con mayor intensidad alrededor de papá”, relató.

Las visitas sorpresa
Además, el presidente Medina reveló que su inspiración para realizar “las visitas sorpresa” de cada domingo la obtuvo de su padre, con quien conoció la vida de los campesinos del país.

Dijo que aprendió las cosas que necesitaban los campesinos en esos recorridos que hizo con su padre, de quien destacó que era un trabajador incansable, quien incluso laboraba sin pensar en comer, como si no lo necesitara.

El madatario expresó que tenía claro las cosas que debía hacer por los campesinos del país y por la producción local, debido a que conoció de primera mano sus necesidades caminando al lado de don Juan Pablo Medina.

“Yo desde aquí le digo que se vaya en paz. Que su siembra le ha dado los frutos que él esperaba. Mi familia es una familia honesta”, dijo el mandatario.

“Creo que no hay razones mis hermanos y mis hermanas para sentir tristeza, porque hemos logrado reproducir lo que nuestro padre quería que fuéramos, lo que quiero pedirles es solamente que se mantenga la unidad, no sé alrededor de quién de nosotros, pero de mi parte nunca estarán solos, estaremos juntos como hasta ahora lo hemos hecho”, expresó a sus familiares.

Problemas de salud.
En un mensaje a sus hermanos y demás personas presentes, el Presidente destacó que a pesar de la pérdida de su padre, entiende que partió a un lugar mejor: “Siento algún tipo de tranquilidad porque papá ya haya partido porque no era posible ver a un hombre vivir en las condiciones como las vivió en los últimos años porque ya su vida no tenía calidad, era un hombre sometido a cantidades de problemas de salud que ya no podía resistir y ahora que ya ha partido, doy gracias a Dios por el tiempo que lo tuvo con nosotros”.

Condolencias.
El fallecimiento de don Juan Pablo Medina provocó la expresión de pesar de personalidades de los sectores económicos, social y las principales figuras políticas del país, principalmente de la oposición, quienes suspendieron sus actividades proselitistas.

Reencuentro
Además, posibilitó un reencuentro entre el presidente Medina y el expresidente Leonel Fernández, quien se trasladó a la funeraria Blandino para ofrecer sus condolencias al mandatario y demás familiares.

Fuente: Javier Flores
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario