Hijos de Donald Trump podrían postularse para un cargo público en Nueva York

Nueva York.- En algunos círculos republicanos la noción de que los hijos del presidente Donald Trump se postulen para un cargo político no solo es una especie de juego de salón, más bien se trata de encontrar la oportunidad adecuada para el Trump correcto.

Como el representante republicano Peter King no intentará reelegirse el próximo año en Long Island, quizá las circunstancias nunca sean mejores para que un Trump más joven se postule.

Donald Trump Jr. el hijo mayor del presidente y el miembro de la familia que habla con mayor fluidez el lenguaje de la base republicana, con frecuencia ha sido mencionado como un posible candidato para un cargo público.
Según los organizadores de eventos políticos, suele convocar a un grupo más joven de republicanos y ha demostrado su capacidad de recaudar grandes sumas de dinero para los candidatos al Congreso en Long Island.

Lara Trump, quien está casada con el hijo del presidente, Eric, es asesora principal en la campaña de reelección del mandatario. Su potencial para un futuro cargo público también ha sido mencionado por algunas personas cercanas a la familia.

“Entre los votantes republicanos, Trump sigue siendo un nombre mágico”, dijo King en una entrevista telefónica. “He estado con Don Jr. varias veces en Long Island. Una vez acompañé a Lara a un evento de recaudación de fondos. Ella se conduce muy bien. Es buena con la gente”.

El rumor en torno a una posible candidatura de la familia Trump aumentó la semana pasada, cuando surgió una encuesta en Nueva York que mostraba a Lara Trump ganando por más de 30 puntos en una primaria republicana hipotética para ocupar el escaño de King.

La encuesta, realizada este mes y pagada por un influyente grupo conservador que se declara contra los impuestos, Club for Growth, fue publicada por Breitbart, un sitio informativo de derecha, y rápidamente ganó fuerza.

“Rápidamente se corrió la voz sobre la encuesta”, dijo John Jay LaValle, expresidente del Partido Republicano del condado de Suffolk quien representó a Trump en la campaña de 2016. “No he escuchado a ninguna persona decir algo negativo al respecto”.

David McIntosh, presidente de Club for Growth, reconoció que Lara Trump no tuvo nada que ver con la encuesta y afirmó que la intención del comité era mostrarle lo popular que era con el fin de que participe en la campaña.

Lara Trump es oriunda de Carolina del Norte y ahora vive en Manhattan. Actualmente no es candidata en Long Island ni en ningún otro lugar.

“A menudo hacemos esto para evaluar a las personas que creemos que serían buenas candidatas”, dijo McIntosh sobre la estrategia de incluirla en la encuesta que, según el grupo, costó alrededor de 3000 dólares.

Lara Trump dijo que se sentía “increíblemente honrada” por los resultados de la encuesta, pero no le interesa participar.

“Aunque no le cerraría la puerta a ninguna posibilidad en el futuro, en este momento estoy enfocada en ganar un segundo mandato para el presidente Trump”, dijo mediante un comunicado.

Es posible que la encuesta haya sido una simple prueba. O tal vez fue una estrategia usada por Club for Growth, que en las elecciones de 2016 se opuso de manera firme a Trump, para congraciarse con el presidente y sus seguidores (el grupo respalda su reelección).

Algunos miembros locales del Partido Republicano lo vieron como una suerte de ajuste de cuentas político porque mostraba a Lara Trump superando por completo al único otro candidato nombrado, Rick Lazio, excongresista de Long Island. McIntosh ha definido a Lazio como un “perdedor reincidente”, pero afirmó: “Me gusta Rick Lazio. No existe una animosidad personal en esto”.

Cuando se le preguntó acerca de los resultados de la encuesta, Lazio dijo en un correo electrónico: “Que yo sepa, nunca he conocido a Lara Trump”, y agregó que “no tenía conocimiento de si, en algún momento, ella vivió, trabajó y tuvo una participación significativa con la gente del Segundo Distrito del Congreso”.

Cualquiera que sea la razón de la encuesta, sirvió para demostrar la popularidad de los Trump, particularmente en Long Island.

Los hijos del presidente son populares entre los activistas del partido en Nueva York, tanto que los recaudadores de fondos republicanos prácticamente se desmayan con la idea de lograr que uno de ellos dirija un evento. Donald Trump Jr. ha sido particularmente prolífico y lucrativo, y este año ha hecho varios viajes a Long Island.

“Han sido extremadamente útiles para el partido a nivel local”, dijo LaValle sobre la familia del presidente. “Ciertamente son muy conocidos aquí”.

A menudo vienen a los eventos sociales y políticos, dijo LaValle y se refirió a la noche del 21 de noviembre, cuando Donald Trump Jr. lideró una recaudación de fondos para el representante Lee Zeldin, un republicano que representa al este del condado de Suffolk.

El evento, celebrado en un salón de banquetes de St. James, Nueva York, atrajo a más de 350 personas y recaudó más de 200.000 dólares para la reelección de Zeldin, según información de su campaña.

En reiteradas oportunidades, Trump Jr. ha sido mencionado por los simpatizantes como un posible futuro candidato a la presidencia y, algo mucho menos realista, para la alcaldía de la ciudad de Nueva York, una tarea difícil debido a la fuerte base demócrata de la ciudad y su intenso disgusto por las decisiones del presidente.

“Mira, nunca descarto nada”, dijo este mes en el programa “CBS This Morning” cuando le preguntaron sobre su futuro político. Declinó hacer comentarios para este artículo.

Al mismo tiempo, la oportunidad política para que Lara Trump o cualquier otro pariente de Trump se postule en un lugar como Long Island puede estar cerrándose. Ahora los demócratas superan en número a los republicanos entre los votantes registrados, pues han logrado obtener una ventaja en los condados de Nassau y Suffolk.

Además, el nombre de Trump es tan provocador para los demócratas como magnético entre los republicanos, por lo que una campaña local que involucre a uno de ellos podría atraer grandes sumas de dinero por parte de los donantes activistas de ambos partidos.

“Hay un apoyo sólido y una oposición realmente sólida” hacia el presidente, dijo King sobre su distrito. “Existe una tremenda cantidad de energía anti-Trump”.

Lara Trump podría ganar, dijo. “Al menos sería una contienda muy competida”.

Fuente: The New York Times
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario