Se agrava rechazo hacia Evo Morales

La Paz.- Las protestas sociales en Bolivia se agravaban el lunes a medida que se acerca el límite del ultimátum que el líder de los movilizados le dio al presidente Evo Morales para que renuncie.

La víspera, el mandatario rechazó la conminatoria y acusó a los opositores de gestar un golpe de Estado para derrocarlo. “Vamos a resistir y estoy seguro que el pueblo está organizado”, dijo en una entrevista por radio.

Tras una pausa por la festividad religiosa de Todos Santos, las protestas callejeras regresaron con fuerza el lunes en las principales ciudades, aunque no se reportó choques con fuerzas del orden o entre grupos afines y opositores al mandatario. Según dirigentes opositores, las protestas se extienden a ciudades más pequeñas con cortes y barricadas callejeras a medida que el conflicto se prolonga.

Las manifestaciones comenzaron tras las elecciones del 20 de octubre, que dieron la ventaja a Morales en primera vuelta. Los opositores y un movimiento cívico-ciudadano rechazan ese resultado alegando que el mandatario hizo fraude para reelegirse a un cuarto mandato. En tres semanas de movilizaciones han fallecido dos opositores.

Fuente: AP
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario