El Estado de Nueva York pierde el juicio contra Exxon por fraude

Nueva York.- La Fiscalía acusaba a Exxon de llevar una contabilidad paralela a la real, que subestimaba los costes de la regulación medioambiental, asegurando públicamente y a sus accionistas que sí tenía en cuenta esos factores.

La compañía, según los fiscales, comunicaba a los inversores que había evaluado correctamente el impacto de regulaciones climáticas futuras en sus operaciones, pero en realidad lo minimizaba. Eso, para el Estado, violaba una ley que se ha utilizado históricamente para perseguir el fraude financiero.

Los abogados de Exxon defendían que la compañía tenía un “robusto sistema” para gestionar el riesgo climático y acusaban a la Fiscalía de guiarse por motivos políticos.

Pero los fiscales, señala el juez, no aportaron testimonios de ningún inversor que se dijera engañado por la compañía.

Las pruebas presentadas durante los 12 días de juicio, añade, demuestran que el informe de la compañía que el Estado califica de engañoso fue “esencialmente ignorado por la comunidad inversora”.

El juez advierte de que su decisión no minimiza la responsabilidad de la compañía en el calentamiento global. “Nada en esta resolución pretende absolver a Exxon Mobil de su responsabilidad por contribuir al cambio climático con la producción de combustibles fósiles”, señala. “Este es un caso de fraude, no de cambio climático”.

Sin embargo, el activismo contemplaba el caso como una avanzadilla de un batallón de demandas que esperan juicio en Estados Unidos, destinadas a hacer responsables a las compañías de combustibles fósiles de los costes de la crisis climática.

El Estado de Massachusetts también ha demandado a Exxon, acusándola de engañar durante décadas a los inversores y a los consumidores sobre el papel de los combustibles fósiles en el cambio climático.

Nueve ciudades y condados, entre ellos San Francisco y la ciudad de Nueva York, han denunciado a compañías energéticas.

Niños de todo el país han demandado al Gobierno federal y a diversos Estados, argumentando que incumplieron su obligación de salvaguardar el medioambiente.

“Por primera vez en la historia, Exxon Mobil ha sido obligada responder públicamente por sus decisiones internas que engañaron a los inversores”, ha dicho la fiscal general de Nueva York, Letitia James, en un comunicado.

“A pesar de esta decisión, seguiremos luchando para asegurar que se hace responsables de sus acciones a las compañías que debilitan y ponen en peligro la salud financiera y la seguridad de los estadounidenses por todo el país, y continuaremos peleando para terminar con el cambio climático”.

Fuente: Agencias
Share on Google Plus
    Comentar
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario