Home » DESTACADA » Rentas elevadas desplazan familias dominicanas del sur del Bronx

Rentas elevadas desplazan familias dominicanas del sur del Bronx

Nueva York.- “A los dominicanos nos empezaron a sacar de Washington Heights, para el sur de El Bronx, ahora también nos quiere sacar de aquí”.

Esta sentencia de Josefina Colón, una dirigente comunitaria quisqueyana del Condado de la Salsa, resume de algún modo, la inquietud de gran parte de la clase trabajadora, que percibe cómo las “idas y venidas” de los planes de vivienda de la Ciudad de Nueva York, solo favorecen a quienes pueden pagar rentas elevadas.

En un momento clave para la Gran Manzana, en el cual organizaciones y funcionarios electos están poniendo en primer plano una crisis de vivienda que tiene su costado más dramático en el hecho de que 70,000 personas viven en refugios o en las calles, la quisqueyana de 54 años, llama a dirigir más el foco en su condado.

“En los proyectos nuevos de Mott Haven, por solo decirte un ejemplo, están haciendo edificios solo para los ricos. ¿Quién puede pagar entre 1,200 y 1,500 dólares por un estudio chiquitico?”, se preguntó Colón.

En reportes oficiales se indica que cinco de las 10 comunidades en la Gran Manzana que tienen las tasas más altas de familias con algún problema de vivienda, están ubicadas en el sur de El Bronx.

Hay otra tendencia en este condado: 35% de todas las personas elegibles para servicios de albergues, también están ubicadas allí.

“Yo estuve hace 32 años, cuando llegué de la isla, a solo un paso de ser una `homeless’. Por eso tengo la sensibilidad y conozco muy de cerca el problema. Y hoy en el 2020, todo está peor. O se toman medidas o terminarán levantando más torres nuevas para los ricos. Y los pobres que vean que hacen”, comentó la dominicana.

Entre tanto, Jonathan Westin, director ejecutivo de la organización Comunidades por el Cambio en Nueva York, refuerza las palabras de Josefina, pero redimensionando la crisis habitacional, no solo a los dominicanos, sino a las comunidades de inmigrantes en general.

“Estamos en una crisis de vivienda en El Bronx, que ya no se puede ocultar. Es momento de hacer frente con un control real de alquileres y viviendas permanentes para las personas sin hogar”, dijo Westin.

“Debemos vencer la especulación”

Y precisamente el corto alcance de los planes habitacionales para los más pobres, es una de las principales preocupaciones del corredor electoral en el Distrito 15º de la ciudad de Nueva York, que incluye el sur de El Bronx.

La expresidente del Concejo Municipal Melissa Mark-Viverito, quien se unió a la carrera electoral para convertirse en la congresista por ese distrito, presentó su agenda sobre vivienda este martes en las escalinatas de la Alcaldía, en el Bajo Manhattan, en la cual exigió más recursos para lo que considera ha sido un drama creciente, al cual “le ha dado la espalda el Gobierno federal”.

“El 66% de las personas afectadas por esta crisis de viviendas inseguras e insalubres, son personas de color. Esto constituye una violación persistente a los derechos humanos”.

La boricua propone un plan que incluye terminar con el “modelo especulativo de los proyectistas que someten a los desposeídos a desalojar sus propias comunidades, por rentas abusivas que solo van dirigidas a un segmento de la población”.

La aspirante al Congreso detalló que hay que luchar por obtener los $40 mil millones de dólares para reparar las unidades de vivienda pública, asediadas en muchos casos por filtraciones, el moho y la presencia de plomo.

Mark Viverito refirió la necesidad de construir al menos 25,000 nuevas unidades de vivienda para neoyorquinos de bajos ingresos en los próximos años.

“Propondremos poner punto final a los programas federales de zonas de oportunidad, que otorgan exenciones de impuestos a los desarrolladores corporativos y gentrifican a comunidades”, concluyó.

El autobalance de De Blasio

Mientras diversos factores han puesto en las últimas semanas en balanza, no solo la crisis de los desamparados y la falta de vivienda asequible, sino el monstruo de mil cabezas que significa el deterioro de proyectos de los complejos de NYCHA, el Departamento de Preservación y Desarrollo de la Vivienda de la Ciudad de Nueva York (HPD) argumenta que la Administración de Blasio ha tenido “números récord” en estas materias.

“En los últimos seis años, hemos encontrado novedosas formas de lograr viviendas asequibles. Cumplimos nuestra promesa de crear una Nueva York más asequible para todos “, asegura la comisionada de HPD, Louise Carroll.

De acuerdo con su propio inventario, esta agencia asegura que solo el año pasado financiaron 25,889 viviendas asequibles, logrando un progreso significativo hacia su objetivo de 300,000 unidades asequibles, para 2026, a través del plan Housing New York.

Este número incluye 15,692 viviendas asequibles preservadas y 10,197 nuevas viviendas asequibles financiadas.

Los números de la Ciudad también establecen lo que ellos califican como un logro “sin precedentes” para personas sin hogar y viviendas de apoyo, asegurando 3,030 viviendas asequibles para personas sin techo, y 1,482 viviendas asequibles combinadas con servicios de apoyo.

Fuente: El Diario

Sobre Calle56